Los presos de cárceles catalanas podrán contactar por videoconferencia con sus familias

DURANTE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La iniciativa ha empezado en la prisión de Quatre Camins y se extenderá al resto de centros "tan rápido como sea posible"

EL PERIODICO (ACN).- Las cárceles catalanas han puesto en marcha un plan piloto para que los presos puedan contactar por videoconferencia con sus familias mientras duren las medidas de confinamiento decretadas por la crisis del coronavirus, según ha explicado la ‘conselleria’ de Justícia de la Generalitat. La iniciativa ha empezado este martes a modo de prueba en la cárcel de Quatre Camins (La Roca del Vallès) y la idea es que se extienda al resto de centros penitenciarios “tan rápido como sea posible”.

Las videollamadas se harán desde los ordenadores de los equipamientos educativos de las cárceles. En el caso de Quatre Camins, los ordenadores de la biblioteca. Un programa gratuito de fácil instalación (jitsi meet) permitirá a los presos comunicarse con sus familiares. Estos deberán tener instalada la aplicación en sus teléfonos, tabletas u ordinadores.

Los profesionales de las cárceles se podrán en contacto con las familias para ayudarles en la instalación de la app y para fijar los días y horas de las videoconferencias. En caso de dudas, los familiares podrán dirigirse a un nuevo servicio de atención telefónica que la Secretaria de Mesures Penals, Reinserció i Atenció a la Víctima ha puesto en marcha. Se trata de una línea caliente para resolver todas las preguntas relativas a las medidas adoptadas para proteger la salud de los internos, sobre la entrega de paquetes o el modo de ingresar dinero en las cuentas de los presos para que estos puedan comprar productos en los economatos. En caso de que necesiten información sobre un caso concreto, las familias podrán contactar con el trabajador social con el que normalmente tengan relación.

Con esta iniciativa, los centros penitenciarios buscan aprovechar la tecnología para compensar a los internos la suspensión de los vis a vis y de las visitas a los locutoris debido a la emergencia sanitaria.

Llamadas y TV gratis para los internos sin recursos

Por otra parte,  los internos que acrediten falta de recursos podrán llamar gratis a sus familias y será Justícia quien asuma el coste de esas llamadas, tanto si son locales como al extranjero. Desde el lunes pasado, los centros han doblado el número de llamadas autorizadas: de 10 se ha pasado a 20, todas de ocho minutos.  La ‘conselleria’ también facilitará televisores a los presos sin recursos.

El objetivo de estas medidas es mitigar la caída de la actividad cultural, deportiva y educativa así como las restricciones de contactos entre los internos y sus familias.

Ir arriba