La subdirectora de Villena niega a la juez lo que dijo en privado: hubo un plan para cazar funcionarios

OKDIARIO accede a la declaración de la trabajadora de prisiones investigada por falsa denuncia y simulación de delito Su versión se contradice con lo que viene reconociendo en privado y ante testigos desde hace

OKDIARIO. ALFONSO EGEA. Este periódico ha tenido acceso a las declaraciones de las tres personas investigadas por la filtración de un vídeo de seguridad grabado el pasado mes de agosto en la cárcel de Villena y difundido en varios medios de comunicación semanas más tarde. El ex director de la prisión alicantina, la ex subdirectora y la subdirectora de tratamiento del centro tuvieron que explicar a la juez cómo trataron el vídeo que acabó emitiéndose en el informativo de Televisión Española como justificación de las amenazas y agresiones que la Guardia Civil acabó descubriendo que eran una burda invención.

Este periódico lleva meses dando los detalles de lo que ya se conoce como el escándalo de la cárcel de Villena, y en esos meses han sido muchas las ocasiones en las que hemos recabado la versión de la protagonista de esta historia: Carolina, la “verdadera funcionaria”, según el ministro Marlaska, quien la elogió públicamente tras saber que había sido amenazada y agredida para evitar que cumpliera con su deber de denunciar una posible mala praxis por parte de sus compañeros a la hora de reducir a un preso. El apoyo institucional a Carolina fue unánime y para sustentarlo se filtró el vídeo de la actuación sobre la que ella iba a testificar. ¿Quién filtró ese vídeo?

Eso quiere saber la titular del juzgado de instrucción 3 de Villena, y por eso la ha interrogado a ella, a su director en agosto de 2021 y a su compañera. Carolina declaró este miércoles ante una juez que ya sabe que la Guardia Civil descubrió que ella se inventó las amenazas y las agresiones vinculadas al vídeo en cuestión, así que no es descartable que ella esté involucrada en la filtración de unas imágenes que sí que reconoce que estuvieron en su poder.

Se investigó porque salió en la prensa

La mujer asegura en su declaración que ella era la encargada de guardar esas imágenes y que se descargaron después de los hechos. Dice Carolina que lo hizo por orden de Feliciano, el director del centro por aquel entonces, el 19 de agosto, 3 días después de la agresión. ¿Por qué 72 horas después? Según el que fuera director de la prisión, pese a que él mismo se entrevistó con sus trabajadores y les felicitó por salir más o menos indemnes de la reacción violenta del interno, un preso peligroso y reincidente, lo que le llevó a pedir el vídeo fue lo que leyó en la prensa, literal, y que él atribuyó directamente a algunos trabajadores de su cárcel y que contenía en el titular “una mención descalificatoria” contra él. Tal cual, un funcionario público reconociendo en sede judicial que decidió investigar unos hechos con gravísimas consecuencias para sus trabajadores, por lo que venía en el periódico del día.

El propio Feliciano reconoce así que si alguien tuvo interés en que esas imágenes salieran a la luz por motivos más allá de lo profesional era él mismo, quien en su declaración llega a usar la palabra “inquina” para apuntar a la animadversión que la Asociación Tu Abandono Me puede Matar, asegura, tiene contra él.

Ir arriba