Instituciones Penitenciarias suspende los permisos y las comunicaciones especiales en todas las prisiones, salvo las de Baleares y Canarias

La medida, que entrará en vigor el próximo lunes, se adopta tras observar una elevada incidencia de la Covid-19 en la mayoría de provincias del país

NOTA INSTITUCIONES PENITENCIARIAS. IMAGEN EL CORREO. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (SGIP) ha remitido hoy un escrito a todos los centros penitenciarios dependientes de la Administración General del Estado con nuevas medidas para evitar la expansión de la Covid-19 entre la población reclusa, considerada colectivo de alto riesgo, y los trabajadores y trabajadoras penitenciarios.

Un equipo de la SGIP monitoriza a diario la situación. Tras su última reunión, en la que se analizó el último documento del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) sobre la incidencia del coronavirus, ha decido implementar las siguientes medidas:

 

  • Se suprimen las comunicaciones especiales de los internos reguladas en el artículo 45 del Reglamento Penitenciario. Es decir: las comunicaciones familiares, íntimas y de convivencia.

 

  • Se restringen las comunicaciones ordinarias, por locutorio, al 50%, con dos comunicantes por interno como máximo. El horario se extenderá a todos los días de la semana, con obligación de desinfectar los locutorios después de cada turno de comunicación.

 

  • Se suspenden los permisos de salida y las salidas programadas de los internos.

 

Las medidas, con una vigencia inicial de tres semanas a contar desde su entrada en vigor el próximo lunes, afectan a todos los centros de la Administración General del Estado salvo los de Canarias y Baleares. Aunque en esta última comunidad autónoma, la prisión de Mallorca mantiene también suspendidas las comunicaciones especiales.

En el caso del Centro Penitenciario de Ourense, a las medidas anteriores se suma además la suspensión de las comunicaciones ordinarias.

No se levanta de momento, y mientras la situación no lo aconseje, el cierre total de los centros penitenciarios Madrid V, en Soto del Real, y León. En ellos, además de las medidas anteriores, se mantienen suspendidas las comunicaciones ordinarias y no se permite el acceso a prisión a toda aquella persona ajena a la Administración penitenciaria cuya labor no sea imprescindible.

 

Ir arriba