El Psiquiátrico de Fontcalent, sin psiquiatras.

Denuncian que de los tres profesionales que hay en plantilla, dos están de baja y el otro se ha jubilado

EL MUNDO.FOTOGRAFIA: Manuel Lorenzo. El centro psiquiátrico penitenciario de Fontcalent (Alicante) carece en estos momentos de psiquiatra ya que, de los tres que hay en plantilla, dos están de baja y otro se ha jubilado sin que se haya cubierto aún su puesto.

Así lo ha alertado a Efe la ‘Asociación de Trabajadores Penitenciarios Tu abandono me puede matar’ (TAMPM) y lo ha confirmado la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

A juicio de TAMPM, “la ausencia en Fontcalent de estos profesionales vulnera los derechos de las personas privadas de libertad” porque imposibilita “que reciban una asistencia psiquiátrica adecuada”.

Fuentes de la asociación han asegurado que este panorama de “descontrol médico” puede provocar “situaciones de violencia” que atenten “contra la seguridad del centro, de los trabajadores y de los internos”.

Las mismas fuentes han añadido que la carencia de especialistas podría también “prolongar innecesariamente” la estancia de los presos “al no existir un seguimiento de su evolución psiquiátrica que aconsejase medidas ambulatorias en caso de mejoría”.

Desde TAMPM han apuntado que la ausencia de psiquiatras en los centros penitenciarios responde “al nulo atractivo que para estos profesionales tiene trabajar en las prisiones”, a causa del “bajo sueldo” que reciben “en comparación con la sanidad pública y privada”.

También ha considerado la asociación otros factores, como “la no reposición de plazas tras las jubilaciones de unas plantillas envejecidas y las pésimas condiciones laborales” que se les ofrecen.

Por su parte, desde Instituciones Penitenciarias han reconocido la baja de los tres profesionales psiquiátricos de Fontcalent, aunque han asegurado que esta ausencia “no quiere decir que los pacientes estén desatendidos”.

Han proseguido que están tratando de suplir las bajas “con un acuerdo con el Hospital de Alicante”, por el que “un día a la semana, un psiquiatra se trasladará al centro penitenciario” para atender a los internos, “hasta que las bajas se incorporen”.

Fuentes sanitarias han confirmado a Efe que se ha respondido a esta solicitud del centro penitenciario. Las fuentes consultadas han admitido también que los centros penitenciarios en general, no solo los dos especializados en internos con problemas psiquiátricos, Fontcalent de Alicante y Sevilla, arrastran un problema a la hora de cubrir los puestos sanitarios que ofertan.

No obstante, han aseverado que en el centro sevillano “sí están en activo los cuatro psiquiatras que tienen asignados”.

“Apenas se presentan candidatos”, han manifestado las fuentes de Instituciones Penitenciarias, “entienden que son más atractivas otras ofertas” de empleo público.

“Se está intentando hacer cumplir la ley 16/2003 por las que las comunidades autónomas deben hacerse cargo de la sanidad penitenciaria”, han continuado, pero apenas encuentran eco en las administraciones autonómicas, que no tienen transferida esta competencia.

 

Ir arriba