El perdón llega a los presos de El Acebuche de la mano del cine

FICAL

El cineasta Javier Veiga asistió a la proyección de su película ‘Amigos hasta la muerte’ en el centro

DIARIO DE ALMERÍA: MIGUEL MARTÍN, FOTOGRAFÍA: DIARIO DE ALMERÍA. Muchos presos buscan el perdón, de aquel al que perjudicaron o el suyo propio, por lo que reflexionar sobre esta indulgencia no es algo ajeno para los reos, un colectivo que ayer pudo debatir sobre este asunto de la mano del director Javier Veiga y su película Amigos hasta la muerte.

Gracias al Festival Internacional de Cine de Almería (FICAL), con el apoyo de la Obra Social de La Caixa, Veiga se adentró en el centro penitenciario ‘El Acebuche’, donde dos centenares de internos asistieron a la proyección matutina de su opera prima para, posteriormente, mantener un diálogo con este creador.

“Estuve en un centro penitenciario, en Carabanchel (Madrid), haciendo teatro. Pero es la primera vez que entro en uno en muchos años y tengo mucha curiosidad por ver la película aquí y luego charlar con los internos”, dijo el director antes de la proyección.

Esta experiencia también le sirve para “limar prejuicios”: “Inevitablemente todos tenemos un prejuicio hacia lo que ocurre aquí dentro. Una experiencia como esta también sirve para entender que esto es algo más de la sociedad, que a veces miramos un poquito de lado y un poquito, casi, de miedo, y eso no tiene ningún sentido”, abundó.

‘Amigos hasta la muerte’ habla precisamente mucho sobre el perdón, del perdonarte, de perdonar cosas que no son tan importantes. “Cuando llega algo realmente importante en la vida te das cuenta de que lo demás no lo era, y que perdonar es algo que siempre debemos hacer”, dijo.

Sobre si se plantearía una obra de temática carcelaria, desveló que no es algo en lo que haya pensado porque le gusta hablar de cosas que conoce “de verdad y de primera mano”.

“De temas que estén cerca de mi ombligo o del mundo que yo conozco. Me costaría mucho contar historias de asesinatos, o en este caso como las de todas las series de cárceles que hay”, dijo.

Sobre el Festival de Almería, Veiga apunta que ya le habían trasladado que “generaba buen rollo” con mucha gente del medio, que convive en “un ambiente muy familiar”. “El hecho de que se centre en las óperas primas, en películas de nuevos directores, me parece que es fantástico”.

Enlace
Ir arriba