El juzgado mantiene que Forcadell y Bassa acudan a prisión sólo a dormir

TRIBUNALES

Rechaza el recurso del fiscal contra la concesión del tercer grado de la Generalitat

EL MUNDO (GERMÁN GONZÁLEZ).- Una de las constataciones que pueden aprender los líderes soberanistas condenados por sedición por el Tribunal Supremo y sus abogados es que cada juez mantiene sus decisiones de forma independiente y sin presiones. Otra conclusión es que ingresar en una prisión u otra puede cambiar tu situación penitenciaria. El Juzgado de Vigilància Oenitenciaria 1 de Cataluña ha desestimado el recurso interpuesto por la Fiscalía contra la clasificación de tercer grado de la ex consellera Dolors Bassa y la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell. De esta forma las internas podrán salir cada día de prisión y únicamente volver a dormir, excepto el fin de semana que pueden estar en sus casas.

Su situación contrasta con la de los presos independentistas hombres que siguen encerrados en la prisión de Lledoners después de que otro juzgado de vigilancia penitenciaria admitiese parcialmente el recurso del fiscal para revocar su tercer grado. La magistrada señaló que es competencia del tribunal que los sentenció, el Supremo, la decisión de si se les puede aplicar este grado penitenciario concedido por la Generalitat para que puedan salir de la cárcel varias horas para trabajar o realizar tareas en ONG y volver a dormir a prisión.

Tanto Bassa como Forcadell siguieron disfrutando del régimen abierto, porque la justicia descartó suspenderlo a la espera de la decisión del Supremo. El fiscal puede recurrir ante este tribunal esta semi libertad de las internas, aunque todavía debe decidir sus alegaciones contra el tercer grado que la Generalitat concedió a los nueves líderes independentistas presos en Lledoners.

 

Ir arriba