El Defensor del Pueblo pide a Interior que no haya policías en los partos de mujeres presas

La presencia policial, argumenta, puede menoscabar la dignidad y la intimidad de las parturientas. Aduce que la situación no comporta "peligro para la seguridad y orden del centro médico o de su personal".

20 MINUTOS/EFE El Defensor del Pueblo ha pedido al Ministerio de Interior que evite la presencia policial en hospitales cuando una mujer presa dé a luz a su bebé, con el objetivo de preservar su dignidad y su intimidad.Se trata de una recomendación remitida a la Dirección General de la Policía Nacional y el Ministerio del Interior el pasado 15 de diciembre y de la que el Defensor del Pueblo no ha recibido aún respuesta. 

La institución que dirige Ángel Gabilondo ha solicitado que Interior adopta las medidas “oportunas” para que no haya policías durante el parto de mujeres privadas de libertad que son trasladadas desde la prisión a un hospital para dar a luz. 

Considera el Defensor que la situación no comporta “peligro para la seguridad y orden del centro médico o de su personal” y defiende que con la medida se preserva la dignidad y la intimidad personal de estas mujeres.

Enlace
Ir arriba