El Covid se extiende por la cárcel alicantina de Fontcalent: más de 120 contagiados

ALICANTE/PRISIONES

UGT denuncia que durante el fin de semana ha aumentado la tensión en el centro penitenciario por las medidas de confinamiento impuestas.

EL ESPAÑOL DE ALICANTE (HÉCTOR FERNÁNDEZ).- El sindicato ICAIP-UGT vuelve a denunciar que la pandemia de Covid-19 está descontrolada en el centro penitenciario alicantino de Fontcalent. En un comunicado aseguran que se han detectado más de 120 internos positivos en los módulos 2 y 21 y que esta mañana ha aparecido un nuevo contagiado en el módulo 1.

Según explican, “este nuevo caso ha activado todas las alarmas ya que, hasta ahora, todos los positivos se concentraban en el mismo bloque residencial, sin embargo, el caso detectado esta mañana ha aparecido en otro bloque, lo que invita a sospechar que el brote haya escapado a las medidas que se habían impuesto”.

Desde UGT aseguran que la situación es preocupante: “El módulo 1 comparte bloque residencial con los internos denominados “destino”, que son quienes se encargan de trabajar en la prisión en departamentos como la cocina o mantenimiento, por lo que tienen mayor movilidad por el centro, lo que puede dificultar el control de los contagios”.

Hoy estaba previsto que se realizaran pruebas PCR a los funcionarios que hubieran tenido contacto con el módulo 2-21 desde el inicio del brote. Desde ACAIP-UGT, solicitan que se realicen pruebas a todos los trabajadores del centro, ya que el positivo detectado hoy ha sido fuera de la primera zona acotada, y aunque la mayoría tienen la pauta completa de vacunación, los contagios se siguen produciéndose.

De hecho, hay al menos un funcionario que ha dado positivo. Por lo que solicitan también que se convoque de manera extraordinaria el comité de seguridad y salud para tratar las medidas presentes y futuras del brote del Centro Penitenciario de Alicante Cumplimiento.

Aumento de la tensión

“Durante el fin de semana la tensión en el centro ha sido máxima, las restricciones impuestas y el confinamiento en la celda, unido al aumento constante de positivos, provocó las protestas de los recluidos, lo que requirió un enorme trabajo por parte de los funcionarios de servicio para tranquilizar los ánimos y que la situación no se agravara”.

“No es la primera vez que los trabajadores de Fontcalent se enfrentan a una situación comprometida como esta -continúan las mismas fuentes sindicales- , ya en marzo de 2020, con el primer estado de alarma, tuvieron que sofocar un intento de motín“.

“Una vez más ha sido evidente el esfuerzo y la profesionalidad de una plantilla muy escasa, con un déficit oficial de personal del 14% pero que, atendiendo a las necesidades reales del centro, se acerca al 40%, a lo que se suma una media de edad cercana a los 50 años. Por lo que es necesario, por un lado, redimensionar la relación de puestos de trabajo del centro para que se ajuste a la realidad y por otro, cubrir todas las vacantes actuales “.

 

Ir arriba