Coronavirus: Más positivos en el brote del Centro de Inserción Social de Sevilla

Las instalaciones estarían siendo desalojadas y sólo quedarían en el interior los 24 internos contagiados más los que tienen destinos de economato, lavandería y reparto de la comida o no se les puede dar permiso

DIARIO DE SEVILLA (Cristina Valdivieso).- Los positivos en el brote del Centro de Insercción Social (CIS) Luis Jiménez de Asúa de Sevilla siguen aumentando y este jueves se sitúan en 24 según los resultados de las últimas pruebas realizadas. El foco, que se detectó después de que el pasado fin de semana un interno mantuviera un contacto estrecho con un positivo durante un permiso y al regresar a la prisión presentara síntomas, supone un “grave riesgo para la salud tanto del resto de internos como del personal del centro”, según denuncian fuentes de la Asociación Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM), que aseguran que no ha sido hasta “más de 48 horas después” cuando se han “empezado a tomar medidas en el centro”.

Según apuntan algunas fuentes próximas a estas dependencias, las instalaciones estarían siendo desalojadas lo que, según denuncian, no evita el riesgo de una mayor propagación del virus porque “todos los que salen han podido tener contacto con los aislados” en el interior. Igualmente informan de la reciente llegada al CIS de unos40 PCR más, que “fueron guardadas bajo llave en un almacén sin ser utilizados”, según denuncia TAMPM, y sólo habrían sido realizadas ayer miércoles siete pruebas, de las que una más fue positiva, informa la asociación.

Los miércoles es el día elegido por la Junta de tratamiento del CIS para reunirse y tomar decisiones sobre los internos como concesión de permisos, salidas para realizar distintas actividades, progresión o regresión de grado etc. “Esta semana, en vez de adelantarla al martes para tomar medidas urgentes la han pospuesto a hoy jueves”, lamentan desde la Asociación.

Desde TAMPM advierten que, a diario, “entran y salen unas 50 personas, ya sea para trabajar, cuidados de familiares, distintas gestiones administrativas o médicas… Por lo que la posibilidad de que el virus se esté extendiendo por toda Sevilla es evidente”. Han informado, además, que cinco internos permanecen en sus casas al dar positivo por pruebas realizadas en centros médicos de la provincia.

Fue en la mañana del pasado martes cuando varios internos informaron de que tenían síntomas que podían tener relación con el Covid-19. Por tanto, se procedió a realizarles pruebas. Sin embargo, solo pudieron hacerse 37, ya que el centro no disponía de más, de las que 13 dieron positivo, procediendo al aislamiento  inmediato en sus celdas. En ese momento, según informan desde TAMPM, se encontraban juntos 89 presos, repartidos por varias dependencias del centro “con la alta probabilidad de que muchos de ellos estuvieran contagiados”, aunque aún sin pruebas PCR que lo certificaran.

Uno de los que dieron positivo fue el responsable del economato, por lo que se tomó la decisión de cerrarlo hasta que fuese fumigado. Sin embargo el cierre no se llevó a cabo en toda la mañana lo que provocó momentos de tensión, afirman desde TAMPM, que desencadenó en un conato de plante a la hora del cierre de celdas ante el nerviosismo de los internos por la posibilidad de estar infectados y además no poder adquirir productos tan básicos como agua fría o tabaco. Los funcionarios de servicio hablaron con ellos y los tranquilizaron solventando la situación.

Los internos del CIS fue la primera población reclusa de la provincia en recibir la vacuna contra el Covid el pasado mes de mayo. Para su inmunización se utilizó el preparado de Janssen, independientemente de la edad, de forma que sólo recibieron un pinchazo para completar el proceso. Igualmente fue vacunada, entonces, la plantilla de funcionarios destinados en esta prisión. La población de este centro penitenciario es actualmente de 255 internos.

Ir arriba