Condenado un interno a 10 años de prisión por agredir a un jefe de servicios en Cuenca

Se le declara autor de un atentado y a la Administración responsable civil subsidiaria

LA RAZON.J.M ZULOAGA. FOTOGRAFÍA: PIXABAY La Audiencia Provincial de Cuenca ha emitido sentencia en primera instancia en la que considera probado que, el pasado 27 de octubre de 2021, el jefe de servicios de la prisión sufrió un intento de homicidio por parte de un interno extremadamente peligroso, informa ACAIP-UGT.

El tribunal ha tomado en consideración las tesis aportadas por la acusación particular ejercida por los servicios jurídicos del sindicato, imputando también un delito de atentado y declarando a la administración como responsable civil subsidiaria por no haber trasladado al interno a un centro penitenciario más acorde a su peligrosidad.

 

El interno ha sido condenado a 10 años de prisión por los delitos de homicidio en grado de tentativa y atentado, cantidad algo inferior a la solicitada, al habérsele aplicado una atenuante simple por presentar el acusado, en el momento de los hechos, un residuo patológico de esquizofrenia. Además, ha sido condenado a indemnizar al funcionario agredido con 23.312 €.

 

La acusación particular solicitó a su vez que se declarara a la administración como responsable civil subsidiaria al no haber tomado esta las medidas de seguridad oportunas con el interno, y no atender la solicitud de traslado del interno a un centro más acorde a su perfil. La Audiencia Provincial así lo ha entendido, a pesar de la oposición de la Abogacía del Estado, dejando patente, en los fundamentos jurídicos de la sentencia, la insuficiencia de material antidisturbios, que el interno no fue asignado a una celda de especial seguridad por la dirección del centro, a pesar de que existió esa posibilidad.

 

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias no contestó a la petición de traslado realizada por el Consejo de Dirección de la prisión fundamentada en que “el Centro Penitenciario de Cuenca no está preparado para acoger a presos peligrosos”.

Enlace
Ir arriba