Concentración frente a Puerto II para pedir más medidas sanitarias para proteger a los internos del Covid

Diputados de Adelante se unen a las familias que han protestado en las puertas del centro penitenciario. La dirección de la prisión señala que el brote de coronavirus ya está controlado y afirma que se están siguiendo todos los protocolos

DIARIO DE CADIZ.- Familiares de presos se han concentrado esta mañana a la entrada de Puerto II para reclamar el aumento de medidas sanitarias en las prisiones.

La diputada de Adelante Andalucía, Maribel Mora, junto con el diputado provincial de Adelante Cádiz, Alejandro Gutiérrez, se han unido a la concentración y han reclamado a Instituciones Penitenciarias el aumento de medidas higiénico-sanitarias para la población reclusa de dicha prisión. Ambos dirigentes han acompañado a los familiares de los internos que se han concentrado en el aparcamiento para reclamar “vacunas, cribados y medidas de limpieza de locutorios”.

Las familias han criticado que se haya producido “un brote de 39 enfermos de Covid” y lamentan que “están siendo confinados en módulos de castigo, además de no contar por ejemplo, con mascarillas”. “Les dan una para toda la semana”, ha asegurado Andrea Cáceres, portavoz de los familiares.

Maribel Mora ha opinado por su parte que “la asistencia sanitaria en las prisiones ha sido muy deficitaria, con muchísima falta de recursos, pero en los últimos años, se ha deteriorado aún más y eso se ha notado con la pandemia”. Así, “se han encontrado casos en los que ni siquiera los médicos de atención primaria podían atender a los enfermos crónicos, y aquí hay personas con enfermedades muy graves, sino que simplemente atendían a las urgencias”. En caso de brotes de Covid, “no tenían medios para asistirlos y, de hecho, han estado confinando a personas que ya no cabían en las enfermerías para hacer las cuarentenas en módulos de castigo, lo que es una auténtica barbaridad. Incluso los que no tienen recursos económicos, no tienen ni para entretenerse una tele o una radio y están encerrados en una celda”.

Gutiérrez por su parte ha insistido en que “los presos tienen los mismos derechos que las personas en libertad y, por supuesto, merecen una asistencia sanitaria en condiciones”.

Finalmente, Mora ha lamentado que Instituciones Penitenciarias “se haya vuelto mucho más restrictiva que con el Gobierno anterior. Ha habido prisiones andaluzas donde ni siquiera ha asistido un médico, hay una importante falta de plantilla, vacantes sin cubrir, médicos con una situación bastante diferente a las que tiene cualquier médico del SAS”. “Aunque parezca increíble este Gobierno tiene peor relación con sus funcionarios que el anterior y, en época Covid le ha faltado comunicación con los familiares y poner más medios para evitar que las familias sintieran la angustia de no saber qué estaba pasando con su familiar interno”.

Por su parte, la dirección del centro penitenciario Puerto II, con la que este diario se ha puesto en contacto, ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a las familias, y tras manifestar que “se entiende su preocupación”, ha subrayado que “está todo controlado, este lunes empiezan los bis a bis y el módulo donde se ha producido el brote ya funciona con normalidad”.

La dirección ha subrayado que del brote que se produjo “solo quedan 7 internos en aislamiento y que el último de ellos concluirá dicho aislamiento el próximo domingo”. El brote se produjo en el módulo 3, realizándose las actuaciones que marca el protocolo sanitario, de tal forma que se realizó la cuarentena y el confinamiento en dicho módulo, “del que el virus no ha llegado a salir”.

El módulo consta de 120 internos, dando positivo algo más de treinta, de los cuales una parte pudieron hacer la cuarentena en una galería del propio módulo, separados de los internos que dieron negativo, mientras otros se trasladaron a celdas de aislamiento para realizar el confinamiento, “lo cual no obedece a medida disciplinaria alguna, sino por una cuestión sanitaria, recibiendo el mismo tratamiento que en el módulo”, señala la dirección, que insiste en que “eran los sitios que había disponibles, para que pasaran la cuarentena, para no contagiar a otros”.

En cuanto a las vacunas, la prisión ha subrayado que no es el centro quien las gestiona, ya que dependen de los servicios sanitarios de la Junta. “Han venido a vacunar en varias ocasiones y se ha instado a que la Junta vuelva para vacunar a los que han entrado últimamente sin ella. Se ha hecho la petición y nos han dicho que vendrán esta semana”, subraya la dirección.

En relación a las medidas de higiene, “se están extremando en las comunicaciones y en los módulos, aunque debe haber también una responsabilidad individual de las personas”.

Por último, la dirección ha querido insistir en que el cribado se realizó en el módulo donde se registró el brote “porque es lo que marca el protocolo”, y que ha resultado positivo, “porque de ese modulo no ha salido el virus”. La dirección insiste en que se han seguido en todo momento las directrices marcadas por la autoridades sanitarias.

Ir arriba