Compromís pide el traspaso de las competencias de salud mental de las cárceles valencianas

Rodríguez: "Es necesario que el Gobierno Central incremente la dotación de personal y de recursos públicos las centros penitenciarios"

VALÈNCIA EXTRA.- La diputada y portavoz de Compromís en la Comisión de Derechos Humanos en las Cortes Valencianas, Cristina Rodríguez, ha presentado una propuesta para que el parlamento valenciano inste al Consejo y el Gobierno de España a elaborar y firmar un convenio para que la Consejería de Sanidad universal y Salud Pública asuma las competencias de los servicios e instituciones sanitarias dependientes de instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior, con la correspondiente transferencia de fondos por parte del Estado español.

Según Rodríguez, “es necesario que, con carácter previo a la transferencia de competencias, el Gobierno incremente la dotación de personal y que contrato personal facultativo especialista en psiquiatría y psicología clínica en los centros penitenciarios valencianos”.

Asimismo, Rodríguez ha pedido crear recursos públicos comunitarios dentro del ámbito del sistema penitenciario valenciano, establecer los centros protocolos de actuación ante crisis derivadas de enfermedades de salud mental y potenciar todos los medios asistenciales (psicoterapéuticos, farmacológicos, educativos, etc.) en la cárcel, para atender a los internos con Trastorno Mental Grave (TMG).

“Los datos que aborda el informe de julio de 2021 elaborado por el Observatorio de Derechos Humanos, Salud Mental y Cárcel, y coordinado por la asociación Ámbito, nos muestran que la falta de personal médico especialista en salud mental es flagrante a las nuestras cárceles “, valoró Rodríguez, quien ha insistido en que para Compromís” es fundamental aumentar los recursos públicos y mejorar la atención”.

La diputada ha recordado también que “todas estas carencias han quedado expuestas, una vez más, en el último episodio de violencia sufrido por un interno de la prisión de Villena con problemas de salud mental. Nos preocupan y nos indignan actuaciones como las ocurridas recientemente en Villena. El funcionario de prisiones no puede golpear un interno como hemos visto en la grabación de videovigilancia del centro. Ese no es el papel de un empleado público que debe velar por la seguridad de la ciudadanía, también la que está tomada y enferma. Sin exclusiones ni excusas “, manifestó Rodríguez.

Ir arriba