Casi 1.300 firmas para recuperar la Cárcel Vieja de San Antón

Patrimonio

La Asociación Memoria Histórica y la Plataforma La Cárcel No Se Vende piden al Ayuntamiento que no permita el derribo y que comunique a la Fiscalía que "se está incumpliendo la paralización cautelar"

LA OPINION DE MURCIA (LOLA ÁLAMO. FOTOGRAFIA: IVAN J. URQUIZAR).- Ni los escombros en el suelo del patrimonio que han luchado durante años por preservar hacen a los vecinos de Cartagena que integran la Plataforma La Cárcel No Se Vende y la Asociación Memoria Histórica desistir en su intento de transformar la antigua prisión de San Antón en un espacio público para el disfrute de la ciudadanía.

Diez días después de que la gestora del Perpetuo Socorro, empresa propietaria de la antigua prisión de San Antón, comenzase a demoler la parte no protegida del edificio, representantes de ambos colectivos acudieron hasta el edificio administrativo de San Miguel para dejar constancia en el Ayuntamiento de la oposición de 1.267 ciudadanos que, de su puño y letra, han firmado para defender la «titularidad pública» del inmueble.

Junto a los autógrafos, entregaron también un escrito en el que, tras explicar a la administración local la gravedad de demoler parcialmente la única cárcel republicana de la Región, en funcionamiento desde el 1935 y hasta el 2002 reprochaban a la actual alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, y la ex regidora Ana Belén Castejón que hayan permitido el derribo pese al compromiso adquirido con la asociación y la plataforma. Así, solicitan a la alcaldesa y la vicealcadesa conocer a qué se debe este «cambio de posición», y quieren saber si han comunicado «al Juzgado de lo Contencioso y a la Fiscalía que se está incumpliendo la paralización cautelar» y a la dirección general de Bienes Culturales. En el escrito, también reclaman «transparencia» para conseguir el expediente de la demolición parcial de la Cárcel Vieja de San Antón y aseguran que se les ha «dificultado el acceso» al inmueble.

El Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Cartagena sostiene que concedió la licencia a la empresa gestora del Perpetuo Socorro para derribar el muro perimetral interior, las naves anexas al cuerpo de celdas de prisioneros y tres habitáculos anexos al cuerpo original de oficinas. Cuentan también con el permiso para «abrir hueco» en el muro perimetral exterior, tal como hicieron el pasado 3 de agosto. Aún así fuentes municipales ratifican a LA OPINIÓN que el Perpetuo Socorro aún no ha solicitado licencia para ampliar sus instalaciones.

Ir arriba