Artolazabal: “No hay un problema de salud” en las prisiones vascas por el covid

LA CONSEJERA DE IGUALDAD, JUSTICIA Y POLÍTICAS SOCIALES HA EXPLICADO QUE DE LOS 70 INTERNOS DE LA PRISIÓN GUIPUZCOANA, 50 ESTÁN ASINTOMÁTICOS Y 20 TIENEN SÍNTOMAS MUY LEVES

NOTICIAS DE GIPUZKOA (NTM/FOTOGRAFÍA: JAVI COLMENERO).- La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha asegurado que”no hay un problema de salud” en el centro penitenciario de Gipuzkoa, con 70 internos positivos por covid, ni tampoco en las otras dos prisiones vascas, con 22 infectados en la alavesa y solo dos en la vizcaina.

La consejera ha explicado que de los 70 internos de la prisión guipuzcoana, 50 están asintomáticos y 20 tienen síntomas muy leves y que en este centro hay 5 funcionarios contagiados, mientras que en el centro alavés son ocho y en el guipuzcoano cinco.

Además, a preguntas de los periodistas, ha señalado que el 95% de la población reclusa está vacunada contra la covid, tras recordar que lo que ocurre en las prisiones en un reflejo de lo que sucede fuera de ellas, donde hay una alta transmisión del virus.

Artolazabal ha hecho estas declaraciones durante elbalance de los cien primeros días de asunción de la gestión de prisiones.

Por territorios, ha informado de que en este momento en Álava hay 22 personas internas contagiadas, de las que 14 saldrán de la cuarentena “en breve”. En Gipuzkoa hay 70 contagios y once “indeterminados” a los que se les va a hacer una nueva prueba, mientras en Bizkaia hay dos contagios entre sus reclusos.

Artolazabal ha recordado que en este momento la sociedad vasca se encuentra con una alta incidencia de los contagios, y ha subrayado que esa situación también se está dando en el centro penitenciario de Gipuzkoa.

Según ha informado, se ha puesto en marcha una “actuación preventiva” ante el brote detectado. “Ante la sospecha de un caso, se hizo un test de antígenos a la persona que tenía síntomas y a sus contactos más estrechos, y se hizo posteriormente un cribado que dio lugar a la situación en la que nos encontramos”, ha informado.

Beatriz Artolazabal ha asegurado que”se ha actuado en una forma responsable, de forma diligente para garantizar la salud de las personas privadas de libertad que se encuentran en el centro penitenciario de Gipuzkoa”. “Se ha colaborado de una forma muy estrecha entre la dirección del centro penitenciario con el Servicio de Salud que se encuentra en el centro de Gipuzkoa”, ha destacado.

Beatriz Artolazabal ha señalado que se ha actuado en base a una circular que el 16 de diciembre se trabajó con los tres directores de los centros vascos, con losresponsables médicos de las cárceles y con sus servicios de prevención, con el objetivo de “homogenizar los protocolos para atender los posibles casos que se pudieran producir”.

No obstante, ha reconocido que la situación pandémica es variable y, por tanto, es necesario adaptar los protocolos, “al igual que se está haciendo en otros sectores”.

Al respecto, ha indicado que el pasado lunes 10 de enero se distribuyó en los centros penitenciarios unas nuevas normas que se adaptan al periodo la alta transmisión que se está produciendo en el conjunto de la sociedad vasca.

La titular de Justicia ha reiterado que, “desde la dirección del centro penitenciario de Gipuzkoa, se ha dado una respuesta ágil, primando la seguridad de las personas privadas de libertad”.

Preguntada sobre el origen del brote en el centro de Gipuzkoa, Artolazabal ha explicado que no conocen el foco, y ha recordado que actualmente la pandemia está en una situación de transmisión comunitaria en la sociedad vasca.

CRIBADO MASIVO

Además, ha destacado que el cribado masivo realizado en el centro penitenciario de Gipuzkoa se realizó con el objetivo de concretar cuáles eran las personas que estaban afectadas para “poder ayudarles y facilitarles las medidas sanitarias que necesitaran”.

Artolazabal ha subrayado que el cribado se realizó con la colaboración de los funcionarios de prisiones y también de las personas privadas de libertad que se encontraban en el centro que “entendieron perfectamente la situación que se estaba dando, las medidas que había que adoptar”.

“Creo que ese es de justicia reconocer esa colaboración que tanto los funcionarios como las personas privadas de libertad, han aportado para poder concretar el brote”, ha indicado.

Respecto a los funcionarios que han dado positivo ha informado de que en Araba hay ocho contagiados de covid-19, en Gipuzkoa cinco y en Bizkaia son seis.

La consejera ha señalado que con este número de personas afectadas, el servicio está “garantizado”, aunque ha reconocido que esto “no significa que en un futuro se pueda dar una nueva situación o un problema a la hora de seguir dando un servicio de calidad”.

Ir arriba