Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Juez deniega una segunda autopsia a una presa que murió en aislamiento

5 de octubre de 2018

EL PERIODICO (EFE).- Una juez ha denegado una segunda autopsia a una presa que murió en una celda de aislamiento de la prisión de Can Brians, supuestamente por suicidio, como han solicitado los familiares para aclarar con más exactitud las causas del fallecimiento.

La familia de la presa, representada por la entidad de derechos humanos Iridia, ha presentado un recurso ante la Audiencia de Barcelona contra la decisión de la juez de denegar la segunda autopsia.

La juez dio un plazo de 24 horas a la familia de la fallecida para incinerar o enterrar su cadáver, "bajo apercibimiento de que de no hacerlo será exhumado el cuerpo a beneficencia", pero a raíz del recurso presentado ha ordenado congelar el cuerpo, a la espera de que la Audiencia de Barcelona resuelva.

Los familiares de la presa, que murió en una celda del Departamento Especial de Régimen Cerrado de la cárcel de Can Brians de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), pidieron una segunda autopsia al cadáver, al considerar que la primera no recogía las lesiones que observaron en la fallecida cuando fueron a ver su cuerpo a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal.

En su providencia, la titular del juzgado de instrucción número 2 de Martorell rechaza autorizar un segundo informe de autopsia del cadáver, al entender que de la preliminar "no se desprenden indicios de la comisión de delito" ni la familia ha aportado datos o indicios que, a su parecer, "permitan deducir que la etiología del fallecimiento pueda ser distinta a la determinada".

Por ese motivo, la magistrada exigía a la familia que, en un plazo de 24 horas, "informe del destino que van a dar al cuerpo de la fallecida, así como del lugar en el que ha de ser incinerada o exhumada, bajo apercibimiento de que, de no hacerlo, será exhumado el cuerpo a beneficencia".

La interna, que llevaba nueve meses en prisión preventiva, murió el pasado 4 de agosto cuando había sido aislada en una celda del departamento especial por una falta grave al "agredir, amenazar o coaccionar" a funcionarios, según consta en el expediente del centro penitenciario, a que ha tenido acceso Efe.

La fallecida se había lesionado en varias ocasiones, lo que llevó a ingresarla en un hospital penitenciario meses antes de su muerte.

El informe de la autopsia revela que la interna estaba tomando ansiolíticos, antidepresivos, antiepilécticos y antipsicóticos cuando falleció

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona