Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

B. C. alega al juez que debe salir de prisión por su deterioro físico

24 de octubre de 2017

El empresario reconoce que sabía un año antes de su detención que ya lo estaban investigando

DIARIO DE MALLORCA.ES – (J. F. MESTRE, PALMA).- B.C. ha alegado el deterioro físico y psíquico que sufre en estos momentos, como consecuencia de los casi ocho meses que lleva en prisión, para convencer al juez de que le deje en libertad. Es la segunda vez que el empresario, a través de un respetuoso escrito, propone al magistrado Manuel Penalva que dicte su libertad, asegurándole que no tiene ninguna intención de huir al extranjero, entre otras cosas porque no tiene ni contactos, ni capacidad económica para ello.

Los abogados han aducido en esta ocasión un argumento nuevo, que no habían citado en el primer escrito en el que solicitaban la libertad. Lo presentaron en un momento en el que el caso se encontraba bajo secreto de sumario y alegaban que, debido a esta circunstancia, su cliente se sentía indefenso, por cuanto no conocía el contenido de las declaraciones de los testigos ni las pruebas que le implicaban en este caso de corrupción. Pero ahora la situación es distinta: el secreto del sumario ya no existe y la defensa –al igual que B. C.– conoce todo el contenido de la investigación. Por ello, ahora apelan a razones humanitarias para convencer al juez Penalva de que en estos momentos no existen razones que justifiquen que B. C. siga preso y que esté privado de libertad en una cárcel lejos de su familia.

En concreto, el magnate del ocio nocturno se encuentra en la prisión de Alicante, ya que Instituciones Penitenciarias acordó su traslado desde el centro de Palma por razones de seguridad. El hecho de que esté tan lejos, según cita el escrito de la defensa, dificulta sobremanera que los familiares puedan visitarle. De hecho, el abogado señala que, debido a este deterioro, alguno de sus parientes teme incluso que no pueda volver a reunirse con sus allegados.

Una de las razones por las que el juez Penalva decidió el ingreso en prisión de B. C. era porque temía que pudiera utilizar su capacidad económica y sus contactos en el extranjero, para huir de España y, por tanto, eludir la acción de la justicia. Por ello, es lógico que la defensa utilice ahora gran parte del escrito para desmontar este argumento y demostrar que B. C., si se declara su libertad, no tiene intención alguna de huir. Para ello esgrime el arraigo, al ser una persona con familia que reside en Mallorca, pero sobre todo, que no tiene capacidad económica para huir, entre otras cosas porque todas sus cuentas bancarias están intervenidas y carece de medios económicos para iniciar una aventura en el extranjero.

Por primera vez, la defensa reconoce abiertamente que B. C. sabía un año antes de su detención que, no solo lo estaban investigando, sino que conocía que sus conversaciones telefónicas estaban intervenidas. Este reconocimiento coincide con las sospechas de los investigadores y, sobre todo, porque en el último año el empresario apenas mantuvo conversaciones telefónicas.

La defensa también aceptaría que el juez impusiera una fianza económica para que el empresario pudiera salir de prisión, e incluso otras medidas que no sean económicas. Se mostraría dispuesto, si fuera necesario, a presentarse cada día en el juzgado, e incluso que se acordara un arresto domiciliario. También se mostraría dispuesto a llevar un aparato electrónico de localización, como llevan muchos presos que están en libertad, lo que permitiría a las investigadores conocer en todo momento el lugar donde puede encontrarse el empresario.

El juez, de momento, no se ha pronunciado sobre esta petición de libertad y no lo hará hasta que no conozca la opinión de la fiscalía, si bien todo apunta a que se va a oponer a esta propuesta. Los fiscales sitúan al empresario al frente de la trama corrupta y entienden que los delitos que supuestamente ha cometido son muy graves y, además, están castigados con duras penas de prisión.

Por otra parte, en medios jurídicos ha sorprendido la decisión de Sbert de no pagar la fianza económica y su decisión de continuar en la cárcel.

Las claves

  1. Razones de salud: B. C. afirma que lleva casi ocho meses en prisión y debido a ello su estado de salud se ha ido deteriorando como consecuencia de su privación de libertad. Por ello, alega esta razón para que le dejen en libertad.
  2. Dinero: también sostiene que su situación económica actual no le permite plantearse la posibilidad de huir, como en  un principio sospechaban los investigadores que podría hacerlo. Recuerda su defensa que el juez ha ordenado el embargo de todas sus cuentas bancarias.
  3. Familia: la defensa del empresario afirma que la intención inmediata del empresario, si sale en libertad, es reunirse con su familia. Recuerda el escrito que B. C. tiene cuatro hijos y que su deseo es reunirse con ellos cuando esté en libertad.
  4. Seguridad: los abogados le plantean al juez que acuerde una serie de medidas de seguridad para comprobar que su deseo no es de huir. Por ejemplo, le proponen que le coloquen un brazalete de localización.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona