Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Vacaciones de la cárcel

16 de julio de 2017

44 niños pisan hoy en Algeciras una playa por primera vez. Junto a sus madres, reclusas como ellos en prisiones españolas, empiezan seis días de libertad y descanso, sin muros ni vigilantes, gracias a la Fundación Horizontes Abiertos

LAS PROVINCIAS.ES – (IZÍAR OCHOA DE OLANO).- Bruno, Lucía y Yun no pueden reprimir su estado de sobreexcitación. Pura histeria en unos cuerpos de apenas ochenta centímetros. Agitan los brazos, patalean y profieren grititos agudos, como si interpretaran una danza tribal. Están desnudos, pero no hace frío. Las plantas de sus pies detectan un suelo cálido e inestable formado por colinas de granos que se cuelan entre las miniaturas de sus dedos. Hacen un poco de cosquillas. Hay muchas personas, mucha luz y un ruido raro. Parece venir de aquel sitio azul que no deja de moverse; agua que viene y se va. No hay paredes. Es un lugar gigantesco. Demasiado como para que sus pupilas puedan registrarlo todo. Les sueltan. Salen a la carrera. Corretean en todas las direcciones. Y ningún muro les detiene.

44 niños que han nacido o vivido sus primeros años de existencia en un centro penitenciario español, porque sus madres cumplen condena, experimentan hoy su primer encuentro con la playa, el mar y el sol a cielo abierto en Tarifa. Llegaron ayer a Algeciras procedentes de dos prisiones de Madrid y de Sevilla para disfrutar allí de seis días y cinco noches de vacaciones junto a sus progenitoras y voluntarios de la Fundación Padre Garralda Horizontes Abiertos. Se alojan en un albergue cedido por la Junta de Andalucía donde no hay cerrojos, ni recuentos, ni vigilantes, ni cacheos puntuales, ni puertas que se cierran con un golpe seco dejando tras de sí un eco metálico. Dentro de apenas dos meses, en septiembre, otro grupo de niños de la cárcel de Valencia y sus mamás abandonarán también el confinamiento en su casa de máxima seguridad para gozar en Guardamar, Alicante o cualquier otra playa levantina de las mismas sensaciones placenteras que han llevado a Bruno, Lucía y Yun a su primer éxtasis. (…)

 

TEXTO COMPLETO EN ARCHIVO .PDF ADJUNTO

Más información

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona