Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

El TSJ de Aragón permite a un maltratador en prisión recibir la visita de su hijo

25 de febrero de 2017

El tribunal asegura que el encuentro no va a resultar traumático para el niño.

EL MUNDO (JAVIER ORTEGA).-El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha emitido una sentencia en la que permite que un maltratador encarcelado pueda ver a su hijo menor de edad. Considera que no existen razones para entender que las visitas a la cárcel vayan a ser "contraproducentes" ni vayan a afectar "a la imagen" que el menor pueda tener de su padre.

El TSJA ha estimado el recurso del padre que cumple condena por violencia de género en la prisión de Zuera (Zaragoza) y le autoriza a poder tener una visita al mes con su hijo bajo la asistencia de algún familiar materno. El mismo régimen de visitas se mantendrá en caso de que el progenitor disfrute de permisos de salida de la prisión.

La Sala de lo Civil del TSJA revoca así las sentencias anteriores del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de la capital aragonesas y de la Audiencia Provincial de Zaragoza. Sendas sentencias sostenían que "postergar el régimen de visitas a favor del padre a la salida estable y no episódica de la cárcel donde cumple condena se apoya en sólidas bases: la poca relación del padre con el menor, la escasa edad de este (dos años y medio), y la dependencia emocional del mismo con su madre".

Consideraban que las visitas no eran convenientes para el "desarrollo" del menor y podían generar un efecto contrario al perseguido, es decir, de rechazo y animadversión a la figura paterna. Tampoco veían correcto que lo vea cuando tenga permisos de salida, ya que no es un régimen de visitas estable y continuo.

Los magistrados del TSJA han basado el fallo en convenios internacionales como la Convención sobre los Derechos del Niño y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, así como en el Derecho Aragonés que reconocen el derecho a la relación entre el padre y su hijo.

En la sentencia se dice que "el no establecimiento de un régimen de comunicación, estancias o visitas entre padres e hijos y los demás parientes citados, exige que, excepcionalmente, se justifique por desaconsejarlo el interés del menor". Añade que "la relación solo puede ser limitada o suspendida cuando concurran graves circunstancias que así lo aconsejen, en interés del menor, o en caso de incumplimiento grave y reiterado de la resolución judicial en que se fije".

El TSJA recoge la tesis del fiscal sobre las visitas en el sentido de que "no existen razones para entender que van a ser contraproducentes ni van a afectar a la imagen que el menor pueda tener de su padre. La legislación penitenciaria no prohíbe las estancias y visitas en los centros penitenciarios de los menores de edad sino que las regula".

Es más, los magistrados indican en la sentencia que las cárceles españolas reúnen "condiciones de habitabilidad, especialmente en los espacios destinados a las comunicaciones íntimas y familiares, como para asegurar que una visita del niño a su padre en dicho entorno no va a resultar traumática para el menor, quien podrá de este modo establecer un contacto y relación con su progenitor".

 

TEXTO COMPLETO SENTENCIA EN ARCHIVO. PDF ADJUNTO

Más información

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona