Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

La mitad de los presos de ETA podría acogerse a los “beneficios” sugeridos por el EPKK

28 de diciembre de 2016

"Si se arrepienten y reconocen el daño causado, que tengan esas ventajas, pero porque lo dice la ley", aseguran las víctimas

VOZPÓPULI.COM – (MANUEL TAPIA ZAMORANO).- Un buen número de los casi cuatrocientos presos etarras internados en las cárceles españolas podrían acogerse de forma individual a los derechos penitenciarios establecidos por la ley, y cumplir así con la recomendación formulada por el Colectivo de Presos de ETA (EPPK, en sus siglas en euskera), que ha condicionado esa opción a que no haya delación ni arrepentimiento.

Así lo han manifestado a Vozpópuli expertos en el ámbito penitenciario, que han señalado que en un breve plazo de tiempo casi un 50 por ciento de la población reclusa etarra podría acogerse a esos “beneficios”, como cambios de grado, programas individualizados de tratamiento, secciones abiertas, acercamiento al País Vasco o permisos carcelarios, siempre que el Colectivo de Presos "levante un poco la mano" sobre las condiciones exigidas en un principio.

De acuerdo con las fuentes consultadas por este periódico, el documento elaborado por el EPPK puede interpretarse como un apoyo institucional al mensaje que el “lehendakari” vasco, Íñigo Urkullu, está trasladando al Gobierno central sobre la resolución del fin de ETA.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy se verá comprometido, insisten estas fuentes, por el alcance de la propuesta, ya que tendrá que pronunciarse sobre si es posible acogerse a esas ventajas penitenciarias sin que haya arrepentimiento previo y sin que los presos etarras colaboren con las justicia en el esclarecimiento de las acciones terroristas.

“La pelota está ahora en el tejado del Gobierno, es como si les hubieran enviado un caramelo envenenado. Si más o menos tiene sintonía con Urkullu, es una incógnita lo que pueda hacer al respecto y si está dispuesto a permitir que los etarras disfruten de esos derechos penitenciarios poniendo como condición que no haya arrepentimiento ni delación, aspectos que van en contra de la legislación”.

Para que los presos etarras puedan acogerse a los derechos penitenciarios es necesarios que hayan cumplido las tres cuartas partes de la condena y que haya una decisión favorable por parte de las diferentes partes implicadas en la resolución de los expedientes: el equipo técnico de la cárcel, la Junta de Tratamiento, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Cumplimiento estricto

El cumplimiento estricto de las condiciones exigidas por la ley para ganarse el derecho a las ventajas penitenciares es condición necesaria e ineludible para que los presos etarras se acojan a estas medidas. Así lo piensa Roberto Manrique, una de las víctimas del atentado de Hipercor en Barcelona en 1987, en el que perdieron la vida 21 personas y otras 45 resultaron heridas.

En declaraciones a Vozpópuli, Manrique se muestra tajante sobre la propuesta de EPKK: “No se puede obtener ningún tipo de beneficio si no se cumple con la legislación. La ley es la que es, nos guste o no, y si ellos no cumplen los requisitos, sinceramente, no hay nada de qué hablar”.

Manrique recordó que desde hace 25 años los etarras se vienen acogiendo a “beneficios” penitenciarios de carácter individual y que todos los gobiernos, “con mayor o menor fortuna y más o menos prebendas”, han hablado con ETA para intentar acabar con el problema del terrorismo.

“Lo que tenga que ser”, asegura, “debe ser con la ley en la mano. Si los terroristas no cumplen con su parte, no hay nada de qué hablar. Si se arrepienten, si reconocen el daño causado y si colaboran para esclarecer atentados, que tengan esas ventajas, pero porque lo dice la ley. Si no, inventos los justos”.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona