Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Niños en prisión: una condena invisible

Comparativa europea

22 de agosto de 2016

EL MUNDO.ES – (MARÍA ZUIL; BÁRCARA LIBÓRIO).-  La edad máxima permitida para que un menor permanezca en prisión varía mucho entre países. En Irlanda del Norte los niños pueden estar con sus madres hasta los nueve meses, mientras que en España pueden hacerlo hasta los tres años. En Estonia el límite de edad son los cuatro años y en Alemania puede llegar hasta los seis. Cada país -o incluso región- coloca el límite, las condiciones y las alternativas según su criterio, aportando visiones diferentes al debate de qué es lo mejor para madre e hijo.

Leyes diferentes

En España la Ley estipula que las mujeres reclusas pueden tener a sus hijos consigo hasta que cumplan los tres años. Para ello existen tres opciones. Pueden cumplir condena en módulos internos que se encuentran dentro de las cárceles, pero separados del resto de la población reclusa. También pueden estar en unidades externas, construidas específicamente para acoger menores, siempre que éstas disfruten de un tercer grado o de un segundo grado 100.2 -con beneficios de tercero-. O bien pueden acudir a unidades dependientes, pisos gestionados por ONGs donde, de manera excepcional, los niños pueden estar hasta los seis años.

Como explica Christian Wigand, portavoz de Justicia en la Comisión Europea, la regulación y legislación en materia penitenciaria es competencia de los países miembros. No hay ningún tipo de regulación a nivel europeo, por lo que es diferente en cada Estado. Por ejemplo, puede que no sólo la madre disponga de este derecho. Así ocurre en Suecia, Dinamarca, Finlandia y Portugal, donde los padres también pueden solicitar el ingreso de sus hijos en prisión.

En España esta opción sólo se produce en la cárcel de Aranjuez, en un módulo familiar para parejas donde ambos cumplen condena y pueden compartir internamiento con sus hijos menores de tres años si cumplen condiciones como no tener antecedentes por violencia de género.

En Suecia y Dinamarca no hay límite de edad: cada situación se evalúa individualmente para velar por el interés del niño. En la mayoría de los países de Unión Europea, no obstante, el límite se fija en los tres años. Es el caso de España, Grecia, Italia, Lituania y Portugal. Únicamente en Estonia, Letonia y Holanda el niño puede estar con su madre hasta los cuatro años. En Malta, Hungría e Irlanda los menores sólo pueden permanecer en prisión hasta su primer año de vida.

Para Claudia Vogg, gerente de desarrollo de COPE (Children of Prisoners Europe), no hay una respuesta definitiva al límite de edad ideal, puesto que depende de muchos factores. Vogg, investigadora de legislaciones y modos de vida de los niños de padres encarcelados en Europa, considera que estas diferencias se deben a las distintas culturas en políticas penitenciarias, que analizan la necesidad o no de mantener unidas las familias. Algunos países plantean alternativas al ingreso en prisión.

Más niños en las prisiones españolas que en Polonia o Italia

En España el total de población penitenciaria es de más de 60.000 reclusos y reclusas, según el Institute for Criminal Policy Research (ICPR). A finales del año pasado había 111 niños en prisión. En Polonia, un país con una población penitenciaria un 16% mayor que la de España, vivían sólo 45 niños en sus prisiones en la misma fecha. El límite de edad de los dos países es el mismo. En Italia, también a finales de 2015, había 50 niños menores de tres años en instituciones de custodia, además de 49 madres y 12 embarazadas. La población de sus prisiones es de 53.725 reclusos, inferior a la española. (…)

TEXTO COMPLETO EN ENLACE EXTERNO

Más información

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona