Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Tarragona sacará la vieja cárcel del centro en el 2019

16 de julio de 2016

La apertura de un centro abierto permitirá trasladar los 95 presos en régimen de tercer grado que siguen en la antigua prisión, inaugurada en 1950

LA VANGUARDIA – (ESTEVE GIRALT, TARRAGONA).- Cuando seis años atrás El Corte Inglés abrió puertas en Tarragona, en el tramo final de la Rambla Nova, la vieja prisión seguía a pleno rendimiento justo en la acera de enfrente. El retraso en la ejecución del proyecto del nuevo centro penitenciario de Mas Enric, en El Catllar (Tarragonès), propició durante años una convivencia forzosa entre vecinos. A finales del 2015 se llevó a cabo finalmente el traslado de los 200 internos del centro de la ciudad a la nueva y moderna prisión, pero la histórica cárcel ha seguido abierta parcialmente como centro abierto, con 95 presos que sólo tienen que ir a dormir.

Tarragona sabe desde ayer que, a finales del 2019, cuando esté listo el nuevo centro penitenciario abierto, el vetusto edificio de la antigua prisión pasará definitivamente a la historia, casi diez años después de abrir puertas el flamante centro comercial. El esperado anuncio lo hizo el Conseller de Justícia en persona, Carles Mundó, junto a los terrenos escogidos por la Generalitat en la misma zona de expansión de Tarragona donde la Guardia Civil ha levantado la nueva comandancia y la Guardia Urbana su comisaría, cerca del hospital Joan XXIII.

Mundó explicó que la Generalitat había descartado invertir cerca de un millón y medio de euros para rehabilitar la vieja e infrautilizada prisión para poder seguir funcionando como centro abierto. “Hubiera sido una mala decisión mantenerlo aquí porque lo hipoteca de forma completa aunque lo ocupe sólo parcialmente”, destacó. A cambio, la Generalitat desembolsará nueve millones de euros, previstos en el presupuesto ordinario de inversiones del departamento para los años 2018 y 2019, para hacer realidad un equipamiento moderno con capacidad para 150 internos repartidos en cinco plantas. Junto al nuevo centro abierto se reservarán los terrenos necesarios para ubicar algún día la esperada y reivindicada ciudad de la justicia de Tarragona, por ahora sin presupuesto pero entre los proyectos de futuro de Justícia.

Precisamente, el centro abierto era uno de los equipamientos previstos en el anhelado Fórum de la Justicia. Mundó aseguró ayer que seguirán buscando fórmulas para su financiación y poder hacer así realidad a “medio plazo” el equipamiento, que permitiría concentrar en un mismo espacio todas las dependencias judiciales, ahora esparcidas por la ciudad. La inversión estimada sobrepasa los 60 millones. Una de las opciones que estudia la Generalitat, costear parte del proyecto con la venta de los terrenos de la prisión.

Pase lo que pase, las obras del nuevo centro abierto, de 3.500 metros cuadrados, empezarán en el 2018 con un calendario previsto de ejecución de 18 meses. Su ubicación, en el mismo núcleo urbano de Tarragona, en la calle Arquebisbe Pont i Gol, responde a la voluntad de fomentar la reinserción de los presos cuando están en la última fase de su condena, en contacto progresivo con la realidad y su entorno.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona