Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Justícia de Catalunya quiere hacer 'caja' con el solar de la vieja cárcel de Tarragona

15 de julio de 2016

El conseller Mundó presenta el plan para liberar la vieja prisión, donde todavía duermen los presos en tercer grado, de usos penitenciarios

EL MUNDO – (ROBERTO VILLARROEL, TARRAGONA).- Los 95 reclusos y 56 funcionarios que conviven en el Centro Penitenciario Abierto (CPA) de Tarragona, todavía ubicado en la antigua cárcel -junto a El Corte Inglés, en plena arteria comercial de la ciudad- pese a que la nueva prisión de Mas d'Enric (El Catllar) ya está operativa desde hace meses, pueden ir pensando en el traslado a tenor del anuncio del conseller de Justicia, Carles Mundó, que ayer visitó la ciudad y presentó el proyecto de las nuevas dependencias para cumplir con el tercer grado. Según su calendario, entrará en funcionamiento en 2019.

En realidad, el impulso al CPA supone fragmentar el megaproyecto de Ciudad Judicial (Fórum), -en el que estaba integrado-, valorado en 60 millones de euros y para el que la Generalitat carece de pulmón económico suficiente. La construcción del nuevo edificio se enmarca en una operación de mayor calado que consiste en liberar los usos de la antigua cárcel para captar recursos con la venta o arrendamiento del solar, muy codiciado, que pertenece a Justicia.

"Estamos todavía en un planteamiento inicial, en coordinación con el Ayuntamiento, para cerrar los usos penitenciarios en el solar de la antigua prisión y buscar el mejor destino", explicó Mundó, lo que permitiría al Departamento ingresar fondos con los que abordar el ambicioso plan de la nueva Ciudad Judicial de Tarragona, hasta la fecha una simple quimera que sigue en el plano de las buenas intenciones. "No renunciamos al Fórum; éste es parte del proyecto y aspiramos a la conectividad inicialmente prevista, pero la primera condición es dejar sin uso la antigua prisión", añadió.

El futuro CPA se construirá en el área del hospital Joan XXIII, junto a la actual comisaría de la Guardia Urbana de Tarragona, sobre un terreno de 10.000 metros cuadrados inscrito en el gran solar donde la Generalitat pretende levantar el futuro Fórum Judicial. El edificio, que cuenta con un presupuesto de nueve millones de euros, tendrá una superficie útil de 3.500 metros cuadrados y capacidad para 150 internos. La nueva instalación se financiará con cargo al presupuesto ordinario de inversiones del Departamento de Justicia en las anualidades de 2018 y 2019.

En 2017 los técnicos de Justicia prevén revisar el proyecto original, realizar las modificaciones técnicas precisas, iniciar el proceso de adjudicación y lograr la licencia de obras, de modo que en 2018 se pondría la primera piedra "con un periodo de ejecución de 18 meses". El conseller subrayó el esfuerzo que realiza su gabinete en la provincia de Tarragona en un contexto de restricción presupuestaria. La moderna prisión de Mas d'Enric, con varios millones destinados a la depuradora de aguas, ha absorbido un porcentaje muy elevado del presupuesto inversor de Justicia, junto a los 2,4 millones previstos en el Palacio de Justicia de Tarragona y el millón y medio que permitirá remozar los juzgados de Reus.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona