Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Asistencia y apoyo voluntario a los internos de la prisión

16 de mayo de 2016

Un total de 82 miembros de oenegés realizan distintas labores en El Acebuche Llevan a cabo actividades y talleres de todo tipo, ya sea sanitario, cultural, religioso o asistencial

EL DIARIO DE ALMERÍA.ES – (MIGUEL MÁRTÍN).- Miguel Ángel de la Cruz siempre dice que el centro penitenciario de El Acebuche es como una pequeña ciudad. Es el director desde hace años en la prisión y sabe de lo que habla, siendo consciente de que a los internos -nunca los llama reclusos o de otra forma- hay que facilitarles todos los servicios que sean necesarios. Aunque la cárcel cuenta con sus propios servicios y equipo humano, la labor de éstos se ve reforzada y potenciada gracias a la participación de las onegés, unos colectivos con una presencia importante y vital en El Acebuche.

Y es que en la actualidad hay un total de 82 voluntarios autorizados para desarrollar diversas actividades en la prisión, que dan continuidad a una colaboración que se ha desarrollado a lo largo de los años conforme a un catálogo de programas de intervención que se desarrollan en diferentes áreas: inserción laboral, integración social, actuaciones con colectivos específicos, programas sanitarios y con drogodependientes, programas formativos y educativos, programas de sensibilización y comunicación del medio penitenciario a la sociedad y otros programas. 

En concreto, en El Acebuche trabajan Proyecto Hombre, que lleva a cabo iniciativas de tratamiento contra la drogodependencia; Noesso (No estás solo), que también trata la drogodependencia, así como la formación e inserción laboral; Cruz Roja, que realiza principalmente talleres de salud; Educación para la Paz; Pastolar Penitenciaria, la más veterana y asentada, que presta asistencia religiosa y organiza actividades formativas, culturales, artísticas, etc.; el Consejo Evangélico Andaluz, EquiSense BodySense, que ha llevado a cabo una terapia asistida por animales, y la asociación SEMED, dedicada a la mediación penitenciaria y resolución pacífica de conflictos.

Los destinatarios de estas acciones son la totalidad de los internos. Aunque la oferta se dirige a todos ellos, en función de las acciones concretas y las necesidades de cada uno de ellos, parte de las acciones pueden destinarse específicamente a parte de ellos.

De la Cruz asegura que una "parte importante de nuestro trabajo es la colaboración con las onegés ya que, en definitiva, para muchas acciones dependemos de ellas". En este sentido, el director de El Acebuche señala que existen ámbitos a los que es más fácil llegar a través de estos colectivos, que en ocasiones "complementan nuestra labor, de forma que conjuntamente ofertamos acciones a los internos".

Todo esto es posible porque la participación de la sociedad está recogida en la normativa que rige sobre los centros penitenciarios, de forma que existen procedimientos por los cuales, las onegés interesadas en materia penitenciaria colaboran con los mismos.

Aunque la participación de las onegés es fundamental para El Acebuche, la Ley del Voluntariado contempla la necesidad de formar a los voluntarios. "Hay una determinada participación en otros ámbitos sociales donde no es necesaria una formación específica, pero el ámbito penitenciario, por su normativa específica, así como por ser un centro cerrado, precisa de formación", explica De la Cruz. 

Por ello, El Acebuche acoge este año la segunda edición de unas jornadas de formación del voluntariado, en las que se enseña a estas personas a realizar una labor más eficiente posible, incentivando su participación. Unas jornadas que se celebrarán los días 26 y 27 de mayo y que en su programa incluyen conferencias sobre el sistema penitenciario español, a cargo del director de programas Jaime Leiva; la charla sobre la figura del voluntario de prisiones del capellán Manuel Navarro; una ponencia sobre la normativa interior y clasificación modular de la prisión de Almería que impartirá el subdirector de seguridad, Juan Brabeso, entre otros. 

El objetivo de esta actividad no es sólo formar a los voluntarios que ya tienen claro que quieren trabajar en El Acebuche, sino captar a otros que, a lo mejor, aún no se han decidido y que a través de este foro pueden descubrir un terreno en el que hacer que germine su pasión. 

Porque, no cabe duda, la labor de los voluntarios en la prisión engancha. Eso es lo que sostiene el capellán Manuel Navarro, de la Pastoral Penitenciaria, la institución que tiene una mayor implantación en la cárcel almeriense -sin olvidar la "intensa" colaboración de todas ellas-. Navarro asegura que su trabajo es "un poco amplio" porque además de prestar asistencias religiosas se hace una labor social y humanitaria que empieza simplemente "porque uno de ellos te pida que lo escuches". A partir de ahí, puede ocurrir cualquier cosa y poner en marcha una obra de teatro, una exposición... "La satisfacción es muchísima. No cambiaría la capellanía en la Pastoral Penitenciaria por nada", concluye.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona