Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

¿Por qué le llaman Relación Especial cuando es relación discrecional?

20 de abril de 2016

ABOGACÍA.ES – (BLOG PENITENCIARIO, ÁLVARO MARCET).- Hemos hablado de si las personas presas son de primer nivel, segundo…o regional. Indiscutible es la mayor discriminación que sufren en este medio, la prisión, mujeres, transexuales…dado que a la Relación Especial que sufren las personas privadas de libertad, se les añade su condición de mujeres, transexuales…

Debemos partir de que es trascendente que abogados y abogadas penalistas tengan en cuenta todas las circunstancias destinadas a favorecer el eficaz cumplimiento del dictado del artículo 25 de la CE, con todas mis reservas y las del todo poderoso TC, pero cada uno en sentido opuesto.

Digo esto, porque lo que observo en mi entorno práctico-jurídico es que muchos compañeros y compañeras penalistas se centran en el asunto principal, pero no caen en las consecuencias que pueden acarrear los acuerdos o la no aportación de documentación o alegatos que pueden favorecen la aplicación de una sanción acorde con los hechos y circunstancias que rodean a la persona que delinquió.

Vistos los antecedentes procesales/personales, es fundamental prever las consecuencias y ello dado que, considero, que aunque el trabajo del profesional sea impecable, la decisión está en manos de jueces que muchas veces aceptan la argumentación de fiscales, sin entrar en mayores profundidades.

Una vez previstos los antecedentes y habiendo sido condenada la persona procesada, quizás se le habrá podido derivar a Centros de Inserción o cumplimiento alternativos para tratarles de sus patologías reconocidas en sentencia.

El resto va directamente a prisión, y ahí ya comienza la aplicación de un régimen de vida que no tiene nada que ver con cómo se le trataba en “libertad”*

(PARÉNTESIS: La mayoría de las personas presas ya están fichadas por la policía no por haber cometido delito, sino porque al pertenecer a grupos sociales de riesgo y socialmente desfavorecidos son especialmente vigilados y ante cualquier incidencia en “la paz social” son más propensas a ser investigadas, CIERRO PARÉNTESIS).

* y ello porque no hay nada más que analizar la Legislación que regula a las personas que están “en libertad” (a partir de ahora personas en libertad, sin comillas) y la que regula a las personas que están presas, y lo saben.

Como mejor se puede explicar el régimen o la relación de la gente en libertad, también denominado general, es que existe, en sus actitudes, la valoración coloreada: no todo es blanco o negro.

En cambio, las personas presas están sometidas a la denominada relación especial en la que no existen términos medios: o es blanco o es negro. (...)

 

Alvaro Marcet Vidal

Miembro de la Subcomisión de Derecho Penitenciario del Consejo General de la Abogacía en representación del Consejo Vasco de la Abogacía

 

TEXTO COMPLETO EN ENLACE ADJUNTO

Más información

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona