Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

PRESENTE Y FUTURO DE LA CÁRCEL

“Los reclusos empleados en la prisión carecen de derechos laborales”

16 de abril de 2016

Es la conclusión que Valentín Aguilar, miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, deslizó en el congreso sobre la cárcel de la Facultad de Derecho. “Qué mejor tratamiento puede haber para un preso que trabajar y que se le inculquen hábitos laborales para su reinserción social”

SALAMANCA24HORAS.COM- (J. MUÑIZ).- El congreso sobre la cárcel que celebraba durante esta pasada semana el Área de Derecho Penal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca, tuvo como uno de sus talleres aquel referido a la situación de empleo de las personas privadas de libertad. Un colectivo especialmente vulnerable en cuanto al cumplimento de sus derechos como trabajadores, cuando en efecto desempeñan alguna labor dentro de la prisión. Incluso hay empresas que emplean a reclusos dentro de un marco difuso de derechos laborales que Valentín Aguilar, miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía trató de esclarecer.

Valentín Aguilar trabaja en el acompañamiento de los presos como sector empleado. “Descubrí que tenían dificultades concretas cuando me planteaban problemas laborales como el exceso de horas y los bajos salarios y vi que nadie les acompañaba”. Considera que en los servicios de orientación de las prisiones no hay conocimientos de Derecho Laboral. A eso une que “los sindicatos tampoco están activos con los presos”. Por estas razones, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía publicó recientemente un libro titulado 'Guía Práctica sobre los Derechos Laborales de las Personas Presas', dirigido a los internos y su entorno y con el que persiguen informar a los reclusos de sus derechos como trabajadores, además de a los abogados y a los sindicatos.

“Los estamos persiguiendo”. Aguilar no ha encontrado vías de comunicación sencillas con los sindicatos a este respecto. “Desde la administración penitenciaria dicen que no saben por qué los sindicatos tienen que acompañar a los presos. No les quedará más que dar su brazo a torcer porque así viene recogido en la Ley”. Para la APDHA se trata de un problema relacionado con el principio de igualdad. “Los presos tienen miedo de morder la mano que les da de comer, es difícil denunciar a quien te está dando trabajo. Como no están separadas las estructuras laboral y penitenciaria, lo que haga un preso a nivel laboral le repercute a nivel penitenciario”.

Según Valentín Aguilar, la Administración no separa el perfil del trabajador y el preso. “Se centra en que el empleo es parte de un tratamiento y yo creo que los sindicatos deberían centrarse en que se trata de un trabajador”. Denuncia que en la práctica hay presos trabajando gratis, esperando a que haya vacantes en los puestos oficiales que desempeñan para entrar a trabajar de manera remunerada. “La Administración ahorra mucho dinero dando trabajo a los presos, lo que ocurre es que a menudo quieren que se hagan milagros”. Según la media que extrajeron de los datos obtenidos para la realización de la guía, los presos están cobrando 259 euros al mes.

De igual manera, hay empresas que producen dentro de la prisión. “Ahí se suele producir un agravio comparativo con los trabajadores que no forman parte de la población reclusa”. Valentín Aguilar de derechos y obligaciones. “Cuando entran a la cárcel, disminuyen sus ingresos porque sus derechos como trabajadores se ven aminorados. Sin embargo, en el caso de tener que pasar una pensión alimenticia o similar, esta no se ve rebajada”. Otro problema es la cotización a la Seguridad Social que, según Aguilar, no se corresponde con lo debido. “A menudo, por la baja cotización que tienen en la cárcel dan la baja voluntaria en el empleo y renuncian al paro porque el subsidio de excarcelación, el 'pago taleguero' que ellos llaman, es más cuantioso”.

Para terminar, Valentín Aguilar explicó las conclusiones de una encuesta que había realizado desde su Asociación. “Preguntamos sobre la cadena perpetua. El 55% de las personas encuestadas se mostraron a favor, resulta que esas personas no daban ni una en el resto del test sobre conocimiento del sistema penitenciario. El otro 45% respondía al perfil de gente joven con estudios, la mayoría nacidos ya en democracia. Posteriormente, a las personas que se habían mostrado a favor de la cadena perpetua les dimos un dato y tras él, la posibilidad de cambiar el signo de su voto. Muchos lo cambiaron". El dato era el coste que significa mantener a cada preso en prisión para las arcas públicas.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona