Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

La población reclusa en Topas (Salamanca) cae a mínimos históricos con 724 presos

11 de abril de 2016

Ha llegado a tener más de 1.860 reclusos en 2008

LA GACETA DE SALAMANCA – (B.F.O.).-  La población reclusa de la cárcel salmantina de Topas se encuentra en mínimos históricos. Con 724 presos, el centro penitenciario se encuentra por debajo de su capacidad, ya que fue construido para albergar a unos 1.300 internos.

Topas, que en épocas de superpoblación carcelaria ha llegado a tener 1.860 reclusos (octubre de 2008), sigue la misma tónica que las grandes prisiones del país, que también viven este fenómeno. El descenso de la población extranjera que se vive en España y el cambio de condenas que ha llevado aparejado la reforma del Código Penal, explican este nuevo fenómeno, según fuentes penitenciarias.

Con una docena de presos recluidos por pertenecer a banda armada, la prisión salmantina alberga a dos mujeres yihadistas que fueron detenidas en suelo español y son consideradas por Instituciones Penitenciarias, debido a su radicalización, presas "especialmente peligrosas". Se trata de María de los Ángeles Cala Márquez, una onubense de 22 años que fue detenida el pasado mes de octubre en el aeropuerto de Barajas cuando se disponía a embarcarse en un vuelo a Turquía para después trasladarse a Siria e integrarse en las filas del Dáesh o Estado Islámico, y Rhimou Ben Youseef, marroquí de 51 años de edad, que fue arrestada en Barcelona y se encuentra clasificada por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias como una reclusa acusada de pertenecer a un grupo integrista armado de Oriente Medio.

Estas dos mujeres permanecen en régimen de aislamiento „Rhimou desde su ingreso en abril de 2015, y María de los Ángeles desde el pasado febrero„ y se encuentran en celdas individuales con la intención de evitar "la radicalización de sus comportamientos". Su ropa se lava aparte de la de los demás presos del penal y su correspondencia está intervenida e incluso un traductor de árabe se encarga de leerla para detectar posibles mensajes sospechosos. De hecho, Rhimou es la madre de una joven que se inmoló en Siria causando la muerte, en un sangriento atentado, de cuarenta personas.

En Topas también hay otros once presos encarcelados por cometer actos delictivos dentro de grupos organizados.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona