Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

La liga de los reclusos

9 de marzo de 2016

El equipo de balonmano del centro penitenciario de Villanubla (Valladolid) ya no es el farolillo rojo de la Primera División Provincial después de haber ganado al Constructoras Noroeste

EL NORTE DE CASTILLA – (CÉSAR R. CABRILLO, VALLADOLID).- Desde hace tres temporadas, la liga provincial de balonmano de Valladolid cuenta con un equipo formado por reclusos del centro penitenciario de Villanubla, fruto de una iniciativa de Cáritas que ha permitido que los jugadores disfruten durante de la semana de una actividad que les permite desconectar de la vida monótona de la cárcel y pensar en cómo afrontar el siguiente encuentro.

Por todos es sabido que Valladolid es una ciudad de balonmano. Además de los señeros Aula Cultural y Atlético Recoletas, existen varios de equipos en todas las categorías que cada fin de semana disfrutan de este deporte.

Entre todos los conjuntos de las diversas ligas, sobresale uno por sus especiales características: no por ser los mejores, sino por tratarse de un conjunto integrado por presidiarios. En la Liga Provincial, el Centro Penitenciario de Valladolid tiene representación.

La iniciativa llegó de la mano de Juan Antonio Barragán, exjugador de balonmano y voluntario de Cáritas Valladolid, quien puso en marcha el proyecto hace tres temporadas con el objetivo de crear un equipo con internos del centro penitenciario. Y entonces se dedicó a enseñar a jugar a los reclusos interesados las normas más básicas para la competición: cómo botar, pasar y dar los tres pasos para saltar y lanzar.

El objetivo principal se limitaba a jugar al balonmano cada fin de semana y disfrutar de un rato de divertimento. Los resultados eran lo de menos, ellos mismos sabían que no iban a ganar partido alguno, pero no les importaba. Su recompensa consistía en tener la oportunidad de jugar.

El exjugador y voluntario de Cáritas Juan Antonio Barragán puso en marcha el proyecto hace tres temporadas.

De hecho, las dos primeras temporadas se saldaron con derrotas muy abultadas en casi todos sus partidos, pero poco a poco los jugadores de Villanubla fueron mejorando y perfeccionando su técnica en este deporte. Quizá su único problema estuviera en la parcela defensiva, que precisa de muchas horas de entrenamiento, si bien la corpulencia y altura de sus jugadores constituye un plus que les ayuda a defender mejor.

En esta tercera temporada han comenzado a ver los resultados de los entrenamientos. Empezaron perdiendo partidos, como esperaban, pero con diferencias inferiores a las de otras campañas. La diferencia entre los equipos se había reducido. Este hecho les ha animado a seguir trabajando para llegar a estas alturas de la liga con dos victorias. Hasta hace dos jornadas, el equipo era colista. Pero llegó el enfrentamiento con el BM Delicias y consiguieron su primer triunfo en liga (24-25): el equipo de la cárcel había ganado ni más ni menos que al quinto clasificado, que hasta ese momento tan solo había perdido cuatro partidos. No terminó ahí su progresión y hace dos semanas volvieron a ganar, en esta ocasión al Constructoras Noroeste (25-23).

Todo un logro para los jugadores, que, además de sumar dos puntos, dejaron de ser el farolillo rojo de la clasificación por primera vez desde que empezaron a competir. Doble recompensa para un equipo muy especial que trabaja con ilusión.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona