Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Confirma la decisión del juzgado de vigilancia penitenciaria de mantener el exconseller sin permisos de fin de semana

La Audiencia de Lleida considera “prematuro” e “improcedente” conceder el tercer grado a Jordi Ausàs

25 de enero de 2016

La Audiencia de Lleida ha desestimado el recurso presentado por la defensa del exconseller Jordi Ausàs contra la revocación del tercer grado por parte del juzgado de vigilancia penitenciaria de Lleida y por lo tanto el también exalcalde de La Seu d’Urgell sigue sin poder obtener permisos de fin de semana hasta, como mínimo, el 26 de junio de este 2016, cuando habrá cumplido una cuarta parte de la condena

lavanguardia.com- ACN LLEIDA.- La Audiencia considera “prematuro” e “improcedente” el tercer grado concedido a Ausàs el 25 de septiembre de 2015 por la dirección general de Servicios Penitenciarios y considera acertada la decisión tomada en noviembre por parte del juzgado de vigilancia penitenciaria de Lleida de revocar este tercer grado a petición de la fiscalía

Ausàs fue condenado a cuatro años de prisión por los delitos de contrabando de tabaco y de pertenencia a un grupo criminal y entró a la prisión el 25 de junio de 2015. La Audiencia de Lleida confirma la interlocutoria del 6 de noviembre de 2015 emitida por el juzgado de vigilancia penitenciaria de Lleida en que revocaba el tercer grado concedido el 25 de septiembre de 2015 al exconseller de Gobernación Jordi Ausàs por la dirección general de Servicios Penitenciarios.

El juzgado consideraba “prematura” y “precipitada” la clasificación de tercer grado porque no había pasado el tiempo “suficiente” de estudio y conocimiento del interno. En este mismo sentido se pronuncia ahora la Audiencia que asegura que la decisión de conceder el tercer grado a Ausàs fue “prematura” e “improcedente” puesto que, entre otros motivos, el interno “no acepta su pertenencia a un grupo criminal”.

Ausàs sigue en segundo grado y este no permite obtener permisos (a no ser que sean por circunstancias excepcionales) hasta que no se haya cumplido una cuarta parte de la condena. El exconseller no podrá disfrutar de los permisos de fin de semana hasta, como mínimo, el 26 de junio de 2016, cuando habrá cumplido un año de los cuatro años de prisión a los cuales fue condenado por los delitos de contrabando de tabaco y de pertenencia a un grupo criminal. Su abogado todavía podría recorrer esta decisión al Tribunal Constitucional.

 

Cronología de los hechos

La Audiencia de Lleida condenó, el 19 de junio de 2014, el ex consejero de Gobernación, Jordi Ausàs, a cuatro años de prisión y a pagar una multa de 195.000 euros por los delitos de contrabando de tabaco y de pertenencia a un grupo criminal.

El Tribunal Supremo lo ratificó el 21 de mayo de 2015. Ausàs ingresó en el Centro Penitenciario de Poniendo el 25 de junio de 2015. La dirección general de Servicios Penitenciarios concedió el tercer grado a Ausàs el 25 de septiembre de 2015, sólo tres meses después de su ingreso a la prisión.

Desde entonces, Ausàs podía salir los fines de semana, de viernes a domingo. La Fiscalía de Lleida, recorrió esta decisión atendiendo que el equipo de observación del centro penitenciario planteó sólo el segundo grado por mayoría, el 22 de julio de 2015. Consideraban que el penado “necesitaba una interiorización mayor de su responsabilidad, conciencia del delito fiscal, aceptación de su integración en un grupo organizado y ser consciente de la trascendencia de los hechos siendo uno al cargo de la administración”.

Según recogía la interlocutoria del juzgado de vigilancia penitenciaria, cuando no se ha cumplido una cuarta parte de la pena, “hace falta que transcurra un tiempo de estudio suficiente del interno” para valorar cambios en su grado de clasificación. En este caso, el cumplimiento de Ausàs de la cuarta parte de la condena está prevista por el 26 de junio de 2016 y el cumplimiento de la condena definitiva por el 15 de julio de 2019.

Según se recogía al escrito del juzgado de vigilancia penitenciaria, confirmado ahora por la Audiencia de Lleida, se revocaba el tercer grado a Ausàs porque “los factores personales que motivaron la conducta delictiva no han variado” y no basta con “mostrar un sentimiento de culpa o vergüenza”.

El juzgado consideraba que entre el ingreso en prisión de Ausàs y la clasificación de tercer grado “no ha transcurrido el tiempo suficiente para analizar los factores vinculados a la conducta del penado y pautar las necesidades de tratamiento”. La interlocutoria tenía en cuenta también que “siendo un alto cargo de la administración pública, tenía la obligación de mostrar una actitud pública ejemplar y defender los intereses generales del país”.

En este sentido y en cuanto a la responsabilidad civil derivada de los delitos de contrabando, Ausàs no hizo efectivo ningún pago hasta que entró a la prisión y le fue propuesto el segundo grado.

“Es inaceptable que un exalto cargo público que ha sido retribuido por las arcas públicas, no tenga una conciencia clara que tiene que volver aquello que ha defraudado”. Por todo esto, el juzgado de vigilancia penitenciaria, con fecha 6 de noviembre de 2015, dio la razón a la fiscalía y va revocado el tercer grado a Ausàs.

El escrito concluía que esta clasificación se adoptó sin ninguna justificación y con una “falta de claridad” en su redacción, extremos que comparte ahora la Audiencia.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona