Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Las elecciones correctas

18 de enero de 2016

NOTA DEL EQUIPO EDITOR. Por su interés publicamos este artículo aparecido en "THE ECONOMIST" de Londres. Traducción del Equipo Editor de derechopenitenciario.

THE ECONOMIST. LONDRES. 20/06/2015. David Peace, 35 años de Dallas, nunca ha usado Internet. Ni tampoco un teléfono móvil, ni poseído un carnet de conducir o recibido un cheque con su paga. El Sr. Peace, que es negro, de complexión robusta, con una amplia sonrisa, fue condenado por una agresión con agravantes en 1997 tras haber usado un cuchillo en una pelea con un vecino. Los años en que la mayoría de los hombres de su edad han empleado en trabajar o en empezar una familia, él los ha pasado en varias prisiones de Texas. En 2016 saldrá en libertad de una cárcel de seguridad mínima en Cleveland, una ciudad cercana a Houston, donde está interno en la actualidad. Su perspectiva en el mundo exterior sigue siendo desalentadora: “Siento que me han dejado atrás”, dice. “He estado viviendo en un lugar en el que todas mis elecciones me venían hechas y ahora he de aprender a hacer las correctas.”

Ningún país del mundo encarcela a tanta gente como lo hacen los EE.UU., ni por tanto tiempo. Por la variedad de prisiones estatales y federales, cárceles locales y centros de detención de inmigrantes, alrededor de 2,3 millones de personas están encarceladas en todo momento. Los EE.UU., con menos del 5% de la población mundial, cuentan con alrededor del 25% de los presos en todo el mundo. El sistema es especialmente severo con los negros y los hispanos, que están encarcelados 6 veces y 2 veces más que los blancos, respectivamente. Un tercio de los jóvenes negros puede esperar estar en prisión en algún momento de su vida. El sistema está plagado de drogas, agresiones y violencia. El coste anual para el contribuyente estadounidense por interno y año ronda los 34.000 dólares (unos 31.400 euros), por lo que la factura total se aproxima a los 80.000 millones de dólares (alrededor de 73.750 millones de euros).

Las cosas no siempre han sido así. En 1970 el sistema de prisiones estatales y federales tenía algo menos de 200.000 internos. En el año 2013, el último del que se disponen cifras, el número de personas en prisiones federales, en las que solo hay condenados por crímenes federales como el tráfico de drogas o el fraude, superaba por sí solo los 200.000 (EVOLUCIÓN ENCARCELACIÓN USA (1978-2013). Había otros casi 1,4 millones en prisiones estatales; y otros más de 700.000 confinados en cárceles, algunos cumpliendo condenas cortas, otros, la mayoría, preventivos. La mayoría de los internos eran hombres, pero con 113 mujeres negras encarceladas por cada 100.000, la tasa es mayor que la tasa global (hombres y mujeres incluidos) en Francia o Alemania. Las condiciones de las prisiones son a menudo malas y muchos de los privados de libertad no tienen un acceso adecuado a la formación, la educación o la rehabilitación (...).. 

 

TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO EN ARCHIVO ADJUNTO.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona