Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Piden once años a recluso por provocar un incendio en la prisión de Granada

19 de diciembre de 2015

LA VANGUARDIA - EFE.- La Fiscalía ha pedido en sus conclusiones provisionales once años de cárcel y una multa para un interno del centro penitenciario de Albolote (Granada) acusado de provocar un incendio en el que resultaron lesionados varios funcionarios y un auxiliar.

El Ministerio Público, según recoge el escrito de acusación al que ha tenido acceso Efe, atribuye a Félix B.S., quién será juzgado el próximo 21 de enero en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada, un delito de incendio, además de una falta de daños y otras cuatro de lesiones.

Según el relato de hechos de la Fiscalía, el pasado 26 de marzo de 2013 el procesado ingresó como interno en cumplimiento de una condena por homicidio en el centro penitenciario de Albolote, en conducción especial y directa procedente de la cárcel de Almería.

Al día siguiente, en el momento de apertura de celdas, sobre las 8.30 horas, protagonizó un altercado con sus compañeros y fue recriminado por el médico, que recibió frases malsonantes en las que el imputado le dijo que él "hacía lo que le daba la gana".

Sobre las 10 horas, de nuevo incumplió las normas y fue sorprendido por el médico responsable de enfermería cuando usaba el ascensor destinado a profesionales, por lo que al ser advertido de que debía cesar su actitud, nuevamente alteró el orden en las dependencias y dijo también que hacía lo que quería, lo que motivó que se acordara medida de aislamiento provisional en otro módulo.

Sobre las 16.00 horas del mismo día, con ánimo de causar menoscabo en la propiedad ajena, comenzó a golpear violentamente la ventana de la celda y destrozó el cristal.

Días después, recibió la visita de un interno que hacía las funciones de auxiliar en el módulo de aislamiento para llevarle el desayuno y se negó a recibirlo.

Instantes después, el acusado, "plenamente consciente y con voluntad de ocasionar un riesgo manifiesto para la vida e integridad física de las personas", de forma deliberada prendió fuego a un colchón que llegó a arder, que quedó destrozado y que generó un humo tóxico que salió de la celda.

Según la Fiscalía, para incrementar el peligro y a la vez ponerse él a salvo, después de trocear el colchón, lo colocó pegado a la puerta y se colocó en la ventana con un gorro humedecido.

Después de activar con un "elemento no identificado" el fuego, el colchón ardió y el acusado quedó a la espera en la ventana, consciente de que los funcionarios penitenciarios acudirían a su auxilio.

El auxiliar, que se dirigía a la cocina a devolver el desayuno que el procesado había rechazado, observó cómo salía humo procedente de la celda, circunstancia que fue también advertida por otros funcionarios que, afectados por el riesgo que generaba el humo tóxico, se vieron obligados a acceder a la celda, sofocar el incendio y auxiliar al procesado.

Tanto el auxiliar como el resto de funcionarios sufrieron lesiones por intoxicación de humos y quemaduras, indica la Fiscalía.

Según el informe del centro penitenciario, el incendio provocado causó riesgo por la presencia de humos tóxicos resultantes de la combustión del colchón y efectos personales de la celda, con efectos "perjudiciales potencialmente letales" para las personas que los inhalaran.

Se produjo además un riesgo para los trabajadores penitenciarios por inhalación de humo, "no siendo absolutamente improbable" que se hubieran podido producir "consecuencias letales" en el caso de no contar con el equipo de protección respiratoria entre los que trabajadores que actuaron.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona