Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

La amarga condena del analfabetismo

22 de noviembre de 2015

Topas despunta negativamente por ser una de las escasas cárceles sin equipos de animación a la lectura. El informe del pasado año de Instituciones Penitenciarias saca a la luz esta carencia, pese a que la prisión salmantina es la sexta del país con más internos extranjeros.

EL NORTE DE CASTILLA (RICARDO RÁBADE).- La cárcel salmantina de Topas es uno de los pocos centros penitenciarios españoles que durante todo el pasado año no dispuso de equipos específicos para fomentar el hábito de la lectura entre la población reclusa, tanto para iniciar a los presos en esta práctica fundamental, como para afianzar el hábito lector entre los internos.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias acaba de hacer público recientemente su informe general correspondiente al año 2014. Alo largo de sus más de 400 páginas, el documento estadístico aporta una detallada y pormenorizada radiografía sobre el estado de los 68 centros penitenciarios españoles, que cuentan con una población reclusa total que se eleva a 55.726 internos. El estudio retrata, desde diferentes ángulos y prismas, la problemática de las cárceles españolas. Entre estas singulares realidades figura desde la población reclusa extranjera que no está ejercitada en la lectura del español, como la pervivencia de un fenómeno que parecía formar parte del baúl de los recuerdos de nuestro pasado más reciente, como es el analfabetismo, que sigue detectándose en los módulos.

De las 68 cárceles, 54 contaron durante la pasada anualidad con equipos específicos de animación a la lectura. Instituciones Penitenciarias desarrolló este programa en colaboración con la Dirección General de Política e Industrias Culturales y del Libro, en el marco del correspondiente convenio de cooperación, todo ello con el fin de «iniciar y afianzar, en su caso, el hábito lector de los internos de los centros penitenciarios», se indica en el informe.

En la extensa lista, en la que brilla por su ausencia la prisión salmantina de Topas, figuran las cárceles de Alama, Albacete, Alcalá Guadaira, Alcázar, Algeciras, Alicante, Almería, Ávila, Badajoz, Bilbao, Cáceres, Castellón, Ceuta, Córdoba, Cuenca, Daroca, El Dueso,Granada, Herrera, Huelva, Jaén,Las Palmas, León, Logroño, Lugo, Madrid IV, VIy VII, Málaga, Mallorca, Melilla, Menorca, Monterroso, Murcia, Nanclares, Ocaña, Ourense, Palencia, Pamplona, Puerto, Sevilla,Teixerio, Teruel, Villabona y Zaragoza. Únicamente 14 cárceles estuvieron durante todo el anterior ejercicio sin estos equipos para fomentar el hábito de la lectura, especialmente entre la población extranjera, y para combatir el analfabetismo. Y entre esas 14 prisiones que despuntaron negativamente en el mapa nacional figura Topas.

 A lo largo de 2014, un total de 1.693 internos (1.419 hombres y 274 mujeres), de media mensual, participaron en las actividades de estos equipos.Se realizaron 1.059 actividades y estrategias relacionadas con la estimulación de la lectura. Asimismo, se desarrollaron 128 conferencias de reconocidos autores en diferentes centros penitenciarios.þ

Pese a que no todas las cárceles disponen de estos equipos especializados, que permiten a los presos analfabetos aprender a leer y escribir, lo cierto es que la red penitenciaria sí posee un extenso número de fondos bibliográficos en las bibliotecas instaladas en el interior de los recintos carcelarios. El pasado mes de diciembre había catalogados 793.265 volúmenes, asciendo la media por centro penitenciario a exactamente 11.332 libros.

Por si fuera poco, una parte notable de la población reclusa de Topas es extranjera y su idioma no es el español, por lo que precisan del apoyo de estos equipos de animación a la lectura para familiarizarse con nuestra lengua, algo de lo que carecieron el pasado año, según reconoce la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. La memoria de 2014 pone de relieve que Topas es la sexta cárcel española con más población reclusa extranjera (576 internos), siendo superada únicamente por Dueñas, Soto del Real, Aranjuez, Estremera y Zaragoza.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona