Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

La juez dice que las dificultades que alega Pantoja para volver a cantar no son un requisito para obtener la excarcelación

1 de octubre de 2015

Vigilancia Penitenciaria le deniega por segunda vez el tercer grado y afirma que "no está aún capacitada» para acceder a la semilibertad".

DIARIO SUR (MONTSE MARTÍN).- La juez de Vigilancia Penitenciaria de Sevilla ha denegado por segunda vez conceder el tercer grado a Isabel Pantoja. La resolución, notificada ayer, rechaza el argumento esgrimido por la defensa de la cantante para conseguir la «progresión en grado» en relación al riesgo que tiene continuar en la cárcel para su «salud laboral».

La defensa se refería a que la voz es para Pantoja su herramienta de trabajo pues lleva viviendo de ella 30 años, por lo que consideraba que una celda no es el lugar más adecuado para cuidarla, pues no podía seguir su rutina de ejercicios ni entrenarla con un profesor de canto, por lo que, de resultar afectadas sus cuerdas vocales, le acarrearía un «gravísimo perjuicio» en su profesión.

La juez no tiene en cuenta el motivo alegado por la defensa. Es más afirma que «las dificultades que pueda encontrar para reincorporarse a su actividad profesional una vez que obtenga la excarcelación son ajenas a los requisitos legales necesarios para su clasificación penitenciaria».

El auto judicial insiste en que la pena «no solo tiene un fin reeducador sino también un fin preventivo general, frente a todos, y en especial dirigido al penado». Añade además que todo el elenco de circunstancias positivas y favorables que se alegan (vida normalizada, familia, empleo, etc.) «ya existían antes del ingreso en prisión e incluso antes de la comisión del delito», pero que, sin embargo, «no le sirvieron para disuadirla de la perpetración del delito, pese a la gravedad del mismo» manteniendo esta conducta «a lo largo de varios años, movida únicamente por el afán de lucro, a costa del caudal público, lo que vulgarmente se denomina corrupción política, con la enorme gravedad y alarma social que ello provoca».

Por ello, la magistrada considera que Isabel Pantoja «aún no está capacitada plenamente para acceder al régimen de semilibertad».

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona