Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

La Defensora del Pueblo investiga los apuñalamientos de presos en Topas

12 de agosto de 2015

Las reyertas registradas en noviembre de 2014 provocan la intervención de Soledad Becerril y un informe de Instituciones Penitenciarias.

EL NORTE DE  CASTILLA (RICARDO RÁBADE).- Los conflictos internos y las peleas que se vienen registrando entre la población reclusa de la cárcel de Topas vuelven a generar controversias que sobrepasaran los ámbitos estrictamente salmantinos. La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, mantiene abierta desde hace meses una investigación en torno a las peleas con arma blanca acaecidas en los módulos de la prisión salmantina en noviembre de 2014. El expediente, abierto el 19 de diciembre del pasado año, obedece a «los graves incidentes ocurridos en el centro penitenciario de Topas en las última decena del mes de noviembre de 2014», tal como señala Soledad Becerril en el escrito dirigido a la Secretaría General de Instituciones Penitencias con el fin de conocer la versión del organismo que encabeza Ángel Yuste.

La Defensora del Pueblo recuerda que el 20 de noviembre de 2014 «cuatro internos fueron trasladados con carácter de urgencia al Hospital de Salamanca con heridas de arma blanca, tras enfrentamientos habidos entre ellos». Becerril añade que «al día siguiente volvieron a repetirse los incidentes produciéndose un nuevo herido».

Además, la Defensora del Pueblo apunta en el escrito enviado a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que la intervención de los funcionarios evitó que el incidente acabara teniendo «consecuencias más graves».

Soledad Becerril especifica que estos hechos se están relacionando con la delicada tesitura que atraviesa el centro penitenciario por «la falta de personal suficiente» y con «el movimiento interior de internos al que han obligado las obras que se están llevando a cabo». Estas vicisitudes están desembocando en que «internos especialmente conflictivos son asignados a unos módulos en los que el nivel de población es elevado, lo que aumenta significativamente la conflictividad» en el centro penitenciario.

45 VACANTES

Becerril indica, en la comunicación remitida a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que las informaciones que obran en su poder reflejan que la plantilla de la cárcel cuenta con 45 vacantes sin cubrir, de las que una parte importante se concentra en el área de vigilancia, que es actualmente «la que está sufriendo mayores dificultades en la prestación del servicio». Además, la Defensora del Pueblo se hace eco de los cortes que padece el suministro eléctrico de la prisión, «como causa añadida de situaciones de peligro que tienen lugar en el centro».

Fuentes de la Defensora del Pueblo confirmaron ayer que el expediente abierto en diciembre se encuentra en pleno proceso de tramitación y que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ya ha respondido por escrito a Soledad Becerril, con el fin de arrojar luz sobre la espiral de incidentes acaecidos en noviembre del pasado año en el centro penitenciario salmantino. La Defensora del Pueblo está estudiando actualmente la información aportada por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias con el fin de emitir una resolución en este espinoso asunto, una comunicación que, lógicamente, incluirá indicaciones y recomendaciones para los responsables de Instituciones Penitencias, encaminadas a reducir y mitigar los índices de tensión carcelaria y prevenir y evitar la aparición de nuevos enfrentamientos entre los internos.

El pasado mes de noviembre la cárcel de Tomas multiplicó sus índices de conflictividad, al hacerse públicos nuevos y serios incidentes entre presos de la cárcel, con apuñalamientos incluidos.

La denuncia corrió entonces a cargo del sindicato Acaip, que calificó de «insostenible» la situación que se estaba viviendo en la cárcel, con cuatro internos que fueron trasladados de urgencia al Hospital de Salamanca con heridas de arma blanca, tras enfrentamientos entre ellos. Un día después de estos lamentables incidentes, volvieron a producirse agresiones entre algunos internos, con un nuevo herido, lo que obligó a los funcionarios a intervenir para impedir que el incidente adquiriera dimensiones más trágicas. Los hechos obligaron incluso al desplazamiento de un helicóptero para el traslado de los heridos.

Las convulsiones internas en la prisión volvieron a contar con otro funesto episodio a finales del pasado mes de febrero, cuando dos presos catalogados como especialmente peligrosos agredieron a cuatro funcionarios de la cárcel. Estos hechos acontecieron después de que un mes antes –en enero– Instituciones Penitenciarias optara por destituir a la entonces directora de la cárcel, María Concepción Zurdo, y nombrara nuevo director de la prisión al jerezano José Luis Castejón, que también ha sido, al igual que Zurdo, objeto de constantes críticas desde las filas de los sindicatos por la gestión que viene desarrollando.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona