Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Las conclusiones de los Servicios de Inspección en el supuesto trato de favor de Isabel Pantoja, punto por punto

2 de julio de 2015

La investigación de prisiones rechaza las acusaciones de 56 funcionarios de Alcalá de Guadaíra de que la directora trataba a la cantante como si estuviera en "un hotel".

SUR DIGITAL.- Las conclusiones a las que han llegado los Servicios de Inspección de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias son las siguientes:

1) El sindicato ACAIP pidió a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias a finales de noviembre de 2014 explicaciones sobre si se habían o no realizado obras de mejora del módulo y de la celda de la interna Pantoja Martín.- La Inspección ha concluido que es rotundamente falso que se reformara una celda o el módulo A por el ingreso de la citada presa. El consejo de dirección planifica anualmente las reformas del establecimiento conforme a las disponibilidades presupuestarias. En ese sentido, existe prueba documental de que tanto la planificación de la reforma integral de ese módulo como el inicio de las obras se realizaron mucho antes del ingreso de la reclusa en cuestión. Además, la realización de las obras durante los meses de noviembre y diciembre de 2014 provocó inconvenientes a todas las internas, como el no poder usar las salas de estar del módulo. La interna Isabel Pantoja ingresó en el centro penitenciario el día 21 de noviembre de 2014 y, según informe de los responsables de mantenimiento, las reparaciones del módulo A se planificaron el 9 de octubre, se iniciaron el 13 de ese mes y se prolongaron hasta diciembre. La mencionada programación queda reflejada documentalmente y así se constata en las actas de dicho órgano colegiado.

2) Respecto a que la mencionada interna disponía de ordenador, teléfono móvil y microondas en la celda que ocupa en el módulo A.- La Inspección ha concluido que tales afirmaciones no son ciertas. Como primera actuación de la Inspección, se procedió el pasado 23 de junio a un inesperado y minucioso registro de la celda de la interna, sin que se encontrara ninguno de los elementos mencionados, así como ningún otro objeto prohibido. No existe constancia alguna de que se le haya autorizado elemento alguno prohibido por la normativa reglamentaria o por el propio establecimiento. Tampoco hay constancia de que se haya intervenido a la interna o en el departamento algún objeto prohibido. Se han documentado hasta 14 cacheos practicados en la celda ocupada por la interna. Todos ellos han sido informados sin novedad por los funcionarios/as que los realizaron.

3) Respecto a que la interna ocupa una celda individual.- De los siete meses que lleva en prisión, ha compartido celda durante cinco meses hasta la salida de la cárcel de su compañera, lo que evidencia que no existe trato de privilegio. En estos momentos, 24 de las 164 internas privadas de libertad en el interior del establecimiento ocupan celda individual. En todos estos casos por decisión del equipo técnico de la cárcel en función de diferentes variables, tal y como establece el artículo 19 de la Ley Orgánica General Penitenciaria.

4) Respecto a que desde su ingreso la dirección del centro penitenciario reorganizó los servicios de vigilancia, prestando servicio en el módulo donde se ubica la presa siempre los mismos funcionarios/as. Así lo ha afirmado también en sus declaraciones una funcionaria y una jefe de Servicios.- La organización y asignación de los servicios es competencia reglamentariamente atribuida a la dirección del centro, según establece el artículo 280.4.a del Reglamento Penitenciario. Con independencia de esta aseveración, los inspectores han concluido que se trata de un requerimiento que la propia Inspección Penitenciaria realizó en una visita al centro en fechas previas al ingreso de la interna, con el fin de reorganizar los servicios de vigilancia y terminar con las permanentes y diarias rotaciones (en dos días de trabajo un funcionario/a rotaba por cuatros servicios distintos). Este hecho generaba un menoscabo en la eficacia del trabajo de vigilancia en centros penitenciarios..

5) Respecto a que se haya producido una alteración en la organización de la asistencia sanitaria del centro por la presencia de la citada reclusa en el módulo A.- La Inspección ha concluido que de la documentación aportada por el jefe de los Servicios Médicos se evidencia que es una cuestión ya planteada a la dirección del centro en noviembre de 2014, junto con otras cuestiones relativas a la organización de la asistencia sanitaria de las internas. Independientemente de lo anterior dicho, a juicio de la Inspección esta organización está ajustada a las necesidades del centro y a los medios humanos y materiales de que dispone, siendo absolutamente irrelevante la presencia de la reclusa Pantoja Martín en ese módulo.

6) Respecto a que la interna vive en un “ Resort” con caña de lomo y jamón de jabugo.- La Inspección ha concluido que la celda ocupada por la interna es de idénticas características y condiciones que el resto y que no existe evidencia de tales afirmaciones. En la inspección realizada en la celda se ha comprobado que no hay ningún producto que no se pueda adquirir en el establecimiento. Además, los funcionarios en sus declaraciones no han aludido este tipo de supuestos “privilegios”.

7) Respecto a que la interna asistía al curso formativo de confección industrial sin estar incluida en la lista de alumnos.- De la información facilitada por el centro, se ha constatado que efectivamente la interna ha tenido autorizada previamente al inicio del curso una actividad de costura durante todos los días de la semana, coincidiendo posteriormente en las tardes de los días laborables con un curso formativo que se imparte en el mismo espacio. La Inspección ha podido presenciar cómo se imparte la clase, así como que en un espacio anexo al aula, comunicado a ésta por una puerta que permanece constantemente abierta, hay otra actividad donde otras seis internas hacen piezas de goma espuma, a la vez que se imparte el curso formativo. Por tanto, no se deduce la existencia de trato de favor o privilegio alguno.

8) Respecto a que no se ha actuado disciplinariamente contra la interna, que la plantilla ha sido desautorizada y que se le ha quitado a la presa un “punto negativo” de conducta emitido por una funcionaria.- Tras el análisis detallado del expediente personal de la interna, la Inspección ha constatado la inexistencia de procedimiento disciplinario alguno abierto contra ella. La comisión disciplinaria, órgano competente en esta materia, no ha instruido ni ha incoado expediente disciplinario alguno a la mencionada reclusa. El “punto negativo” está convenientemente registrado y ha sido valorado debidamente de acuerdo a la programación de los módulos de respeto...

(...) ARTICULO ÍNTEGRO EN LINK A LA FUENTE 

Más información

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona