Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Sin permisos penitenciarios por no retractarse de un delito no cometido

17 de junio de 2015

El abogado de Rebeca Arriba-Silva tacha su situación de «kafkiana».

LA VOZ DE GALICIA (LÓPEZ PENIDE).- Si ya es duro permanecer diez meses privada de libertad por un delito que supuestamente cometió otra persona, aún lo es más comprobar que ni siquiera te conceden un permiso penitenciario para abandonar temporalmente la prisión de A Lama. Así lo puso de manifiesto el abogado de Rebeca Arriba-Silva Montoya, la pontevedresa que desde el pasado agosto permanece en la cárcel por unos cargos que ahora la Fiscalía considera que son imputables a su hermana.

El letrado precisó que su clienta cumple con todos los requisitos para disfrutar de un permiso, salvo el hecho de que «no muestra arrepentimiento por los delitos por los que fue condenada. Es kafkiano. Cómo puede arrepentirse de algo que no ha cometido».

Ante esta situación, Fernando Romay tiene intención de acudir ante el juez de Vigilancia Penitenciaria trasladándole el escrito de acusación que el ministerio público ha formulado contra María Aroa Arriba-Silva. En el documento se puede leer que, el 9 de diciembre del 2010, se detuvo a varios miembros de esta familia, entre los que se encontraba esta última. A lo agentes municipales, «refirió falsamente los datos de su identidad pues suplantó la identidad de su hermana».

Este engaño se mantuvo cuando María Aroa prestó declaración en dependencias policiales, pero también durante la instrucción de la causa y durante el acto del juicio. De hecho, durante la vista oral llegó a firmar «como Rebeca en el acta de juicio».

Tendrían que pasar cinco años para que la situación de la pontevedresa se fuera aclarando. De este modo, con fecha del pasado marzo, el fiscal concluyó que «la reseña dactilar y genética de la detenida, que dijo llamarse Rebeca Arriba-Silva Montoya, se corresponde con la acusada María Aroa».

Sin embargo, durante este lustro, recayó una nueva sentencia condenatoria sobre la pontevedresa y la libertad condicional de la que gozaba le fue revocada. Tuvo que ingresar en la prisión de A Lama, donde sigue recluida a la espera de que la Justicia anule o revoque la resolución por la que fue castigada en lugar de su hermana.

Mientras no llega ese anhelado momento, su abogado sigue luchando con el mismo ahínco con el que asumió esta causa para lograr que, al menos, se le concedan permisos penitenciarios que le permitan abandonar la cárcel.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona