Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Las obras de la prisión de Teruel estarán terminadas a finales de este año

7 de enero de 2015

Los trabajos avanzan a buen ritmo y la previsión es que se cumplan los plazos establecidos.

DIARIO DE TERUEL (F.J.M.).- Las obras de la prisión provincial de Teruel está previsto que se concluyan a finales de este año, aunque la ocupación de los nuevos módulos que se están construyendo se haría ya dentro del próximo ejercicio. Esa es la previsión con la que trabaja Instituciones Penitenciarias dado el avanzado ritmo de las obras después de que a finales del verano pasado comenzara la construcción del último de los módulos para internos, que permitirá duplicar su capacidad actual.

La construcción de las nuevas dependencias penitenciarias en el recinto que ya albergaba la prisión es una de las escasas inversiones que la Administración central ha realizado en la provincia durante esta legislatura. Aunque al principio se temió que pudieran sufrir un parón por unas manifestaciones del responsable de Instituciones Penitenciarias, las obras se están desarrollando a un gran ritmo dentro de las previsiones y se espera que estén concluidas por completo este mismo año.

Al ubicarse en el mismo lugar donde se encontraban los antiguos pabellones para los reclusos, la obra se ha hecho por fases de manera que el centro penitenciario ha seguido activo y no ha habido que trasladar provisionalmente durante todo este tiempo a los reclusos a otras cárceles.

Las obras comenzaron al inicio de la legislatura, entre finales de 2011 y principios de 2012, herencia del anterior Gobierno, y actualmente se está acometiendo la última fase con la construcción del segundo módulo penitenciario, después de que los reclusos pudieran pasar al nuevo que se habilitó a mediados de 2013 y de que el año pasado finalizaran los trabajos del edificio de servicios.

RECEPCIÓN DEL EDIFICIO

Fuentes de Instituciones Penitenciarias han señalado que aunque la ejecución de las obras estarán concluidas a finales del año, porque se están cumpliendo escrupulosamente todos los plazos, la recepción del edificio en su totalidad podría tener que esperar hasta principios de 2016.

Con el fin de que las obras pudieran agilizarse, las mismas se están realizando con cargo a la entidad pública Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (Siepsa) con un presupuesto de 30,3 millones de euros, según los Presupuestos Generales del Estado de 2015.

El año pasado la inversión que se hizo, según las cuentas públicas, fue de 5,8 millones de euros, mientras que para este año se han consignado 9,4 millones de euros y la liquidación se hará en el ejercicio de 2016 con una aportación de 4,3 millones de euros, según la previsión plurianual de los presupuestos de este ejercicio.

Las obras están siendo ejecutadas por la unión temporal de empresas (UTE) formada por Acciona Infraestructuras y Plettac Electronics Seguridad S.A. La primera se hace cargo de la obra civil propiamente dicha, mientras que la segunda es la encargada de todos los sistemas de seguridad específicos que requieren unas instalaciones de este tipo.

El edificio del nuevo centro penitenciario, dentro del recinto donde estaba la antigua cárcel, tiene forma de hache, de manera que en los dos extremos se sitúan los módulos que albergan a los internos con las celdas, mientras que en el central se ubica el edificio de servicios.

El bloque entre los dos que acogen los módulos para los internos es el que se finalizó el año pasado, aunque no alberga todavía todas las dependencias para las que se ha construido, ya que acoge algunas otras que en estos momentos no se pueden ubicar en otro lugar debido a las obras.

En esa zona se encuentra una parte de la enfermería y los servicios sanitarios, así como provisionalmente las comunicaciones de los internos con las visitas familiares que tienen. No obstante esas dependencias irán después a otro edificio que no se ha empezado a construir todavía.

NUEVO EDIFICIO

Ese edificio estará ubicado entre la parte nueva, tan pronto como se finalice el módulo actualmente en construcción, y el edificio de las oficinas, que data de mediados del siglo pasado y que se conservará con la realización de algunas mejoras de las dependencias.

Actualmente el centro penitenciario alberga una población reclusa en torno a las 200 personas, similar a la que venía acogiendo el edificio antiguo que terminó de demolerse durante el verano pasado. Cuando estén terminadas las obras con los dos módulos de la hache unidos, la capacidad permitirá acoger a más de 400 penados.

CONTINUIDAD

Lo importante de las obras que van a finalizar este año con la construcción de la nueva prisión de Teruel, es que de esta forma se garantiza la continuidad de unas dependencias que llegaron a correr peligro de desaparecer en la provincia ante la proliferación en el resto del Estado del modelo de las macrocárceles. De hecho, al principio de la legislatura todavía se puso en duda esta obra después de que el anterior Gobierno la dejara en marcha. El antiguo centro penitenciario databa de 1951 y aunque se habían hecho obras de remodelación y adecuación, las instalaciones no respondían a las demandas actuales de este tipo de centros. Con estas nuevas dependencias se dispondrá, cuando esté finalizada la obra, de 224 celdas para un total de 440 reos, además de las 16 plazas del módulo de la sección abierta.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona