Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

“Preocupación” por la droga que entra en la cárcel de Huelva

1 de diciembre de 2014

Familiares denuncian que supone un problema para aquellos presos que están en programas de rehabilitación por toxicomanías, y los sindicatos, que propician situaciones de violencia.

DIARIO DE HUELVA.- Los graves acontecimientos acaecidos en el centro penitenciario de Huelva la pasada semana vinieron a constatar, según afirmó el Acaip, el sindicato que denunció los hechos -intento de motín con tres funcionarios heridos- una realidad en la prisión onubense: la concentración de presos peligrosos, “inadaptados”, dijo el sindicato, y consumidores de estupefacientes, añadió. ¿De dónde salen todas esas drogas?

Familiares de uno de los presos del módulo 3, donde se produjeron los hechos, han mostrado su preocupación también por los hechos ocurridos. En declaraciones a Diariodehuelva.es, un pariente cercano de uno de los presos del módulo tres, que no ha querido dar su nombre para evitar “represalias”, ha dado la razón a los argumentos de las denuncias sindicales que apuntan a una mayor violencia por el consumo de drogas en algunos presos potencialmente peligrosos, muchos de ellos con antecedentes de primer grado. “Mi hermano ha presenciado muchas peleas", y añade, "y todo el mundo sabe que allí hay mucha droga" asegura este familiar, que añade que en prisión hay un “negociazo” entre los propios internos, que paralelamente y en muchas ocasiones supone un obstáculo para los diferentes programas de rehabilitación. “Hay muchos presos que entran en la cárcel con graves problemas de toxicomanías –dice – y que tienen acceso a la droga incluso más fácil que en la calle”.

El ‘trapicheo’ con los estupefacientes está ahí. Pero ¿cómo se mete en la cárcel? Tanto los propios familiares de los reos como los sindicatos de funcionarios han denunciado en varias ocasiones la facilidad con la que entra la droga intramuros. “El problema es que el arco de seguridad por el que deben pasar los familiares –en las visitas vis a vis- únicamente detecta metales, pero no drogas”, afirma el familiar consultado. La cavidades del cuerpo sirven como escondite.

Desde la parte sindical han denunciado, como en otras tantas ocasiones, la falta de personal para una cárcel, la de La Ribera, que han calificado como “masificada” (actualmente cuenta con unos 1.400 presos), lo que imposibilita un ‘cacheo’ más exigente. Mucha droga, y de todas las clases, pasa este filtro.

Por este motivo, el familiar ha mostrado su preocupación por el “poco control” que se realiza sobre la entrada de droga en la prisión de Huelva, que en nada ayuda a quienes son sometidos a programas de desintoxicación, sobre todo con metadona.

Desde el sindicato Acaip, en relación con el último intento de motín, aseguraron que los internos “instigadores” de los incidentes “tienen antecedentes de primer grado, con un elevado número de partes, y una manifiesta adaptación al régimen de vida ordinaria”, y además “responden al perfil de internos con graves problemas de adicciones a sustancias psicotrópicas, lo cual contribuye a desinhibir y dar rienda suelta, en muchos casos, a conductas de extrema violencia”. Este intento de motín se saldó con tres funcionarios heridos, uno de ellos con un dedo fracturado, y hubo puñetazos y patadas en la cara.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona