Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Una reclusa ratifica en el juicio que un jefe de la cárcel de Ibiza quiso abusar de ella

15 de octubre de 2014

Los dos funcionarios juzgados ayer, uno por los abusos y otro por coaccionar supuestamente a la interna, niegan todos los cargos.

DIARIO DE IBIZA (RAÚL SÁNCHEZ).- «Me da mucha vergüenza», comentó ayer, entre sollozos, una reclusa antes de recordar lo sucedido el 19 de mayo de 2009 en la prisión de Ibiza, cuando el jefe de servicio de turno se dirigió a ella con frases groseras e insinuantes y le propuso mantener relaciones sexuales, según reafirmó en la vista oral celebrada por un tribunal de la Audiencia Provincial en una sala de los juzgados de Ibiza. «Me dijo que si echábamos un vis a vis juntos», aseguró la interna, que ahora está en un centro penitenciario de Mallorca, por lo que declaró por videoconferencia. Cumple condena por tres delitos contra la salud pública, por tráfico de drogas.

El juicio continúa hoy, puesto que quedan pendientes las pruebas documentales y las conclusiones de las partes. La fiscal tiene previsto solicitar la absolución de los dos acusados y los dos abogados de la acusación particular mantendrán en principio sus solicitudes: dos años de prisión e inhabilitación absoluta durante doce años para el jefe de servicio, que sigue en activo, y otros dos años de cárcel para el exeducador del centro penitenciario ibicenco, por solicitar presuntamente a la reclusa que se desdijese, siguiendo supuestamente órdenes del director de la cárcel. Los abogados defensores, uno particular y otro del Estado, pedirán casi con total seguridad la absolución.

El jefe de servicio que estaba de guardia el día de los hechos se negó a contestar a las preguntas de las acusaciones particulares, solo respondió a las de la fiscal y a las de los dos abogados de la defensa. «Ella me saludó, me comentó que si se podía quedar en la cárcel de Ibiza y me pidió que le buscase trabajo, hablamos de temas informales», aseguró el encausado, que negó todas las acusaciones.

«Hablaba con ella todos los días, solía llorar porque quería el tercer grado y quedarse en la prisión» de Ibiza, explicó el segundo procesado, que también negó las acusaciones de coacción que le han llevado al banquillo.

Los letrados y la reclusa aseguran que el exeducador del centro penitenciario le pidió que denunciara a tres jefes de servicio y que a cambio obtendría el tercer grado [ir a la cárcel solo a dormir]. Las denuncias que le pedía estarían motivadas por las disputas que mantenían varios funcionarios de la prisión.

«ME LO CREÍ TOTALMENTE»

«Yo me lo creí totalmente», aseguró el jefe de los servicios médicos de la cárcel, que explicó que la reclusa llegó a la enfermería con una crisis de ansiedad. «Tenía miedo y muchísima vergüenza, no se atrevía a decir lo que había sucedido», explicó el sanitario, que recordó que tiene 23 años de experiencia.

«La mandaron a la prisión de Palma a raíz de esto», detalló uno de los tres jefes de servicio que en septiembre de 2009 decidieron denunciar a la Fiscalía de Ibiza el presunto intento de abuso . «El director me dijo: "Mira que le había dicho veces [al funcionario acusado] que no se acercase al módulo de mujeres; ¿tú sabes el lío que se puede preparar?"», explicó el testigo, uno de los implicados en los numerosos conflictos entre los funcionarios de Can Fita, algunos de los cuales salieron a la luz en 2009.

«Estaba agobiada, preocupada, inquieta. Le recomendé que denunciase», añadió otro de los jefes de servicio que decidieron hacer llegar la denuncia a la Fiscalía de la isla.

Otra reclusa aseguró que el acusado le realizó a ella misma tocamientos y que le propuso hacer el amor. El presidente del tribunal le instó a que presentase una denuncia, puesto que su caso no se juzga en la causa.

A continuación declaró Manuel Vega, director de la prisión de Ibiza desde 2007, que recordó que la inspección interna de Instituciones Penitenciarias concluyó sin ningún expediente y que aseguró que es la única queja o denuncia de este tipo que ha recibido en estos siete años. «Es cierto que el marido de la reclusa [ya fallecido] me dijo que tres jefes de servicio le habían prometido el tercer grado [a su mujer]», reconoció Vega, que negó las acusaciones vertidas contra él mismo y los demás funcionarios.

El testimonio más contundente fue el de una funcionaria que trabajaba el día de los hechos. «Todas sabíamos que [el acusado] acosaba a mujeres, lo hacía con muchas. Una vez intentó rozarse con una compañera», aseguró. También afirmó que un día escuchó desde un cuarto de baño al educador social, el otro encausado, dirigirse a la reclusa denunciante en los siguientes términos: «O quitas la denuncia [contra el jefe de servicio] o lo vas a pasar muy mal, tú y tu familia».

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona