Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

El módulo de madres de la prisión de Fontcalent costó siete millones y sigue cerrado

16 de septiembre de 2014

LA INFORMACIÓN (ROBERTO RUIZ BALLESTEROS).- El módulo de madres de la cárcel de Fontcalent (Alicante) está listo para ser utilizado desde hace tres años. Se encuentra amueblado con lo necesario y ofrece todas las comodidades para que las mujeres y sus hijos cumplan en el mejor ambiente posible la pena de privación de libertad a la que las primeras fueron condenadas. Cocina, salón, baño, frigorífico, lavadora y un largo etcétera de útiles conforman cada uno de los apartamentos que constituyen el moderno módulo.

Sin embargo, y a pesar de que se acabó de construir en 2011, aún no ha sido ocupado por ninguna reclusa. El área permanece cerrada supuestamente por falta de presupuesto para mantenerla, aunque la Administración no ha dado ninguna explicación oficial a los sindicatos.

Desde el departamento de prisiones de UGT suponen que uno de los motivos es el coste que supone el personal, pero admiten que no han recibido una respuesta oficial. Sí aseguran que el Gobierno contrató a una empresa de seguridad para vigilar las instalaciones y que en ningún momento éstas han sido habitadas.

El módulo costó 6,7 millones de euros y ya cuando se estaba construyendo fue criticado por algunos sindicatos de prisiones, que argumentaba que a pocos kilómetros –en la cárcel de Villena– ya estaba en marcha otro, por lo que entendían que este último no era necesario. El de Villena, sin embargo, tampoco llegó a funcionar como módulo de madres –a pesar de contar con guardería e incluso piscina para niños– y cuatro años después de su construcción fue reconvertido en un departamento destinado a ayudar a internos drogodependientes a curarse de su adicción.

DERROCHE DE FONDOS PÚBLICOS

El sindicato de prisiones Acaip calificó en su momento la edificación del área de madres de Fontcalent como "un derroche de fondos públicos", al entender que ya había módulos similares cerca que no se utilizaban. Hoy, después de tres años inutilizado, el responsable de Relaciones Institucionales del sindicato, José Antonio Gutiérrez, se reafirma en aquellas acusaciones. "Ejemplos como este obedecen a una mala planificación de infraestructuras que no son necesarias", sentencia.

No tiene sentido, continúa, construir un módulo para luego no utilizarlo porque no hay dinero para mantener al personal que debe trabajar ahí. Gutiérrez explica que sostener una instalación penitenciaria es muy costoso y necesita de funcionarios, guardias civiles, vigilantes, pagar la luz, el agua, etc. Entiende que ese es el motivo por el que no se ha puesto en marcha, aunque tampoco ha recibido una explicación oficial.

Lo que ocurre en la prisión de Alicante, asegura, es fruto de que no ha habido una política penitenciaria de estado. "El plan de infraestructuras de Mercedes Gallizo –anterior responsable de prisiones del Ministerio del Interior– fue paralizado por los recortes del PP", se queja el responsable de Relaciones Institucionales de Acaip.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona