Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Los sindicatos piden un reparto equitativo de los reclusos más peligrosos

22 de agosto de 2014

Los representantes de los funcionarios afirman que la cárcel de Dueñas se ha convertido en un psiquiátrico encubierto. Los sindicatos solicitan un centro penitenciario psiquiátrico en la zona noroeste de España. La baja población de internos locales motiva la llegada de presos de otras cárceles.

EL NORTE DE CASTILLA (RAQUEL MARTÍNEZ).- Cada agresión y altercado que se registra en el Centro Penitenciario de La Moraleja, en Dueñas, es una gota más que va colmando un vaso a punto de rebosar. La última de la que se ha informado públicamente se produjo el día 14 y tuvo como protagonista a un interno de la prisión de perfil peligroso, que rompió la nariz a un funcionario. Sin embargo, aunque no se haya dado cuenta pública, cuatro días después, el pasado lunes, se produjeron otros dos intentos de agresión a un mismo funcionario en el módulo 5, que precisamente no es de los más conflictivos, según explica un representante del sindicato de prisiones Acaip-Uso. «Afortunadamente se solventaron, pero son tantos los intentos de agresión, que ya ni los cuento», apostilla apesadumbrado el sindicalista para dar una idea del alto grado de conflictividad que se registra en La Moraleja en los últimos meses.

«Todo se resume en el perfil de interno que nos llega al centro», responde el representante de Acaip-Uso cuando se le pregunta acerca de las razones que han motivado el incremento de la violencia tras los muros de la prisión. «Al haber muy pocos internos de la provincia, nos llegan reclusos del resto del país, porque antes achacábamos la saturación a la llegada de presos de la zona norte y de Madrid, pero ahora prácticamente recibimos de toda España», abunda. «Y nos vienen solamente internos conflictivos y con perfil psiquiátrico».

Ahí está la clave, según el sindicalista de Acaip-Uso, una afirmación con la que se muestran totalmente de acuerdo los representantes de CSIF y UGT. «Tenemos un centro psiquiátrico encubierto, es lo que estamos padeciendo y sufriendo en Dueñas», lamenta el representante de CSIF, quien solicita que se haga un reparto más equitativo de este tipo de internos entre los centros penitenciarios de todo el país, ya que la aglutinación de un gran número en La Moraleja está dando lugar a numerosos conflictos. «Creo que el ritmo que llevamos en Dueñas nos hace colocarnos como el peor centro de España con diferencia», agrega.

Además de la dispersión de internos conflictivos y con perfil psiquiátrico, otra de las soluciones apuntadas por los representantes sindicales para reducir los altercados protagonizados por reclusos es la construcción de un centro penitenciario psiquiátrico en la zona noroeste de España que complemente a los dos existentes en Fontcalent (Alicante) y en Sevilla. «Dada la cantidad de internos que hay de estas características, vamos a seguir solicitando un psiquiátrico penitenciario, porque sí que es verdad que a los reclusos que protagonizan un incidente se les envía a otro centro, pero automáticamente por la otra puerta está entrando otro autobús con más internos procedentes principalmente de la zona norte, es la pescadilla que se muerde la cola», critica un representante de UGT.

En lo que también se muestran de acuerdo los tres sindicalistas es en que la contratación de seguridad privada para trabajar en el interior de la prisión (ya hay seguridad privada que opera en el exterior para complementar el servicio de la Guardia Civil) tampoco es la solución para acabar con los altercados, sino que tienen que ser los propios funcionarios los que se encarguen de los internos. «Los que tenemos que estar en contacto con ellos somos nosotros, ya que los que trabajamos a diario y estamos preparados somos nosotros, y aún estando preparados nos pasa lo que nos pasa, son circunstancias del trabajo porque estamos atravesando una racha muy mala», defiende el representante de CSIF, quien reconoce que los funcionarios acuden a diario con cierto temor a sus puestos de trabajo. «Vamos prevenidos y con reticencia, ya que es difícil trabajar en estas circunstancias», manifiesta.

«Las empresas de seguridad privada no son la solución, todo lo contrario», afirma tajante el sindicalista de Acaip-Uso. «Lo que necesitamos son funcionarios con plaza fija que trabajen y tengan una responsabilidad todos los días en el mismo sitio, es la única manera de que el trabajo sea efectivo, porque nosotros llevamos toda la vida en esto y sabemos cómo es trabajar con internos, una labor muy complicada y delicada», concluye.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona