Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

El oscuro pasado de la cárcel donde 'vive' Ortega Cano

26 de abril de 2014

Desde 2001 la prisión ha registrado 30 muertes por ahorcamiento, sobredosis o peleas. El ex torero dispone de 80 euros para sus gastos, como la compra en el economato. Ortega podrá tener un vis a vis con su pareja una vez al mes durante tres horas. La construcción de la cárcel generó una gran oposición por parte de los vecinos.

EL MUNDO (JAVIER ORTEGA / ISABEL RÁBAGO).- La cárcel de Zuera, donde el torero José Ortega Cano cumplirá condena, es una de más grandes de España y también una de las más masificadas. Construida para 1008 reclusos, alberga una media de 1.700 y ha llegado a duplicar su capacidad. Lo más llamativo: su oscuro historial. Desde su inauguración en 2001, ha registrado una treintena de muertes en extrañas circunstancias: sobredosis, ahorcamiento, apuñalamiento, peleas o enfermedad. La última, a principios de este mes, fue la miembro de los GRAPO Isabel Aparicio.

El centro, construido para sustituir las cárceles de Zaragoza y Huesca, alberga abundantes extranjeros y también miembros de ETA, dos de los cuales salieron el mes pasado al aplicárseles la doctrina Parot. El viudo de Rocío Jurado ya es un preso más: ya dispone del NIS (Número de Identificación Sistemática), lo que viene a ser un DNI carcelario. Se trata de una tarjeta identificativa e imprescindible para llevar a cabo cualquier gestión durante su estancia en prisión como por ejemplo poder recibir el peculio. Hasta un máximo de 80 euros a la semana es la cantidad de la que puede disponer el ex torero para sus gastos.

Con ese dinero puede realizar su compra semanal en el economato donde puede adquirir productos de limpieza para su celda, comida, tabaco (un bien muy preciado dentro de los muros de prisión) o alquilar una radio o una televisión. Igualmente puede utilizar su peculio para tomar o invitar a un café a sus compañeros o cargar la tarjeta telefónica. El diestro podrá recibir visitas dos veces a la semana en el locutorio durante 20 minutos y con su mujer Ana María podrá tener un vis a vis al mes durante tres horas. También puede disfrutar de día comunicaciones familiares al mes los fines de semana. En este caso, el torero puede disfrutar de la compañía de hasta un máximo de seis personas en una estancia donde sí que está permitido el contacto físico.

ASÍ ES SU DÍA A DÍA

El mismo día de su ingreso, Ortega recibió un paquete con enseres básicos para pasar los primeros días: varios rollos de papel higiénico, pasta de dientes, crema y maquinillas de afeitar, cubiertos de plástico y un juego de sábanas. Finalizado el trámite burocrático e informativo Ortega fue trasladado a una celda en el módulo de ingresos donde puede permanecer un máximo de cinco días, es decir hasta el próximo lunes.

En su primera noche, el diestro no pudo cenar ya que llegó tarde al turno pero sí que se le proporcionó alimento y bebida. El torero en sus primeras horas en prisión se mostró desubicado, nervioso e inquieto, hasta que al día siguiente se le asignó un preso de confianza que le está acompañando y que le está enseñando el verdadero funcionamiento interno de la cárcel. Al ser un personaje público e ingresar por primera vez en prisión da el perfil para que la dirección de la cárcel le incluya en el programa anti suicidios.

La vida de Ortega en prisión está regida por estrictos horarios que debe acatar. A las ocho es levantado, dispone de media hora para su aseo personal antes de disfrutar del desayuno. A partir de las nueve tiene cuatro horas para llevar a cabo sus actividades o las gestiones que él considere. A la una come y puede permanecer en su celda hasta las 16:30 donde puede dormir la siesta, leer o ver la televisión. Hasta las 19:00 pasea por el patio, hora en la que comienza el turno de cenas hasta que a las ocho y media todos los reclusos se retiran a sus celdas donde permanecen encerrados hasta el día siguiente.

PENDIENTES DE SU SALUD

Lo que ya está confirmado es que Ortega ha recibido la visita del médico de prisiones. Un asunto que preocupa especialmente a su abogado, Enrique Trebolle quien ha insistido en la delicada salud de su cliente para evitar su entrada en prisión o como excusa para elegir finalmente Zaragoza como el destino perfecto para cumplir condena alegando que: "Mi cliente tiene graves problemas de salud y en Zaragoza ejerce el cardiólogo de mi cliente [Carlos Val-Carreres, amigo personal y que le salvó la vida en 1987 cuando el torero sufrió una cogida de pronostico gravísimo durante la Feria del Pilar].

Por cierto, que en el informe redactado por el médico de prisiones no consta que se le hayan detectado anomalías importantes. Ortega también ha recibido las visitas del psicólogo, del educador y del trabajador social, encargados todos ellos de aconsejar a la Junta de tratamiento y a la dirección del centro la separación y el grado en el debe de ser clasificado las próximas semanas. La lógica y el régimen penitenciario indican que Ortega Cano será clasificado en segundo grado. Una clasificación por la que tendrá derecho a 36 días de permiso al año una vez cumplida la cuarta parte de la condena. Por lo que Ortega Cano podría solicitar su primer permiso de libertad a los siete meses y medio, es decir que el torero podría disfrutar de se primer permiso en el mes de noviembre.

UNA CÁRCEL POLÉMICA

Su construcción generó en su día una fuerte oposición por parte de la población de municipios del entorno donde se proyectaba y de otros grupos sociales de la ciudad de Zaragoza. Se estructura como una pequeña ciudad formada por 14 mini centros independientes y otros edificios con servicios culturales, sanitarios, deportivos y asistenciales que cubren en su conjunto las necesidades del interno de cara a su reinserción. La parte de la cárcel que primero pisó Ortega Cano fue el módulo de ingresos y tránsito, un edificio de 2.808 m2 donde se desarrollan las tareas de identificación, entrega de equipo, revisión médica y entrevistas para la clasificación de los internos.

Buena parte de su vida transcurrirá en el módulo residencial. Sobre una superficie de 3.353 m2, se levantan 14 módulos independientes entre sí, cada uno de los cuales alberga un colectivo de 72 internos de clasificación penitenciaria semejante. Consta de un edificio residencial, otro ocupacional y un patio que los separa. Además del módulo de aislamiento, la prisión consta de la enfermería, con 64 camas, además de las correspondientes zonas de diagnóstico, tratamiento y asistencia médica. El polideportivo cuenta con una pista polideportiva de entrenamiento, gimnasio, dos pistas de mini frontón, piscina, campo de fútbol y vestuarios. Así es la 'oscura' prisión donde Ortega Cano pasará los próximos meses de su vida.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona