Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Así es la vida en Sevilla 1, la cárcel en la que José María Del Nido cumple condena

6 de marzo de 2014

En el penal de Mairena del Alcor -con unos 1.200 internos-, las celdas no tienen televisión y se comparten por dos reclusos. A las ocho toca despertar y a las nueve de la noche ir a dormir. Las celdas de Sevilla 1 tienen unas dimensiones reducidas, de 6x3 metros.

ABC (EDUARDO BARBA).- La prisión en que ha ingresado José María del Nido fue abierta en 1989 en la carretera que va del barrio sevillano de Torreblanca a Mairena del Alcor (término municipal en que se encuentra ubicada). La prisión Sevilla 1, donde ha ingresado voluntariamente el abogado sevillano, ha visto reducido bastante sus niveles de masificación de años atrás. Aunque tiene un censo por encima de lo que el centro prevé, con una población fluctuante en torno a los 1.200 reclusos, está ya lejos de aquellos 1.500 o hasta 1.600 que llegó a tener entre sus muros. Este presidio mantiene una organización física basada en módulos, que obligan al preso a más desplazamientos interiores para llegar hasta la zona de actividades o la enfermería; en los nuevos presidios, las unidades son entes independientes, englobando zonas comunes exclusivas y evitando así el trasiego de internos entre zonas. En el centro penitenciario de Sevilla 2, en Morón de la Frontera, por ejemplo, el preso prácticamente no sale de su unidad.

Esto hace que Sevilla I, eso sí, posea un perfil de interno con condenas no excesivamente largas o en prisión preventiva, menos peligrosos en teoría. Se trata de una de las pocas prisiones de España que congrega a los llamados «internos FIES 4» o de especial seguimiento, personas que han pertenecido a los Cuerpos de Seguridad del Estado que cumplen condena. Hay en sus celdas y pasillos, por tanto, policías, guardias o funcionarios de prisiones convertidos en reos.

Tiene la cárcel en que cumplirá su condena el expresidente del Sevilla FC, José María del Nido, además de un psiquiátrico independiente, un total de tres zonas: la de preventivos, la de cumplimientos(ambas con ocho módulos, una enfermería y una zona deportiva) y un módulo mixto, donde hasta hace sólo unos días había aún tres mujeres reclusas. A finales de enero salieron las últimas que quedaban en esa área, con lo que desde este mismo momento, este presidio es cien por cien masculino.

También padece, como otras cárceles, algún rigor presupuestario que obligó, por ejemplo, a abandonar la piscina que hasta hace cuatro años funcionaba. Ahora está vacía por el coste que supone su mantenimiento. Sí se ha invertido algo más durante los últimos años en seguridad y alarmas a raíz de la famosa fuga de «el Rafi» en febrero de 2010, que sirvió de escarnio para los responsables de la penitenciaría.

LAS VISITAS, ENTRE SEMANA

El régimen de visitas se ha modificado este febrero. Hasta ahora, se realizaban los fines de semana, pero dada la concentración y la saturación del servicio, se han colocado durante la semana, de lunes a viernes. Las visitas pueden ser de conocidos (40 minutos de locutorio con teléfono y un panel de metacrilato interpuesto) o de familiares directos, para quienes sí se dispone un contacto directo, bien en una sala con sillas o bien un encuentro íntimo con una pareja (el vis a vis), para lo que se dispone de una habitación con cama y algo más de «comodidades». Las comunicaciones con el exterior también pueden ser por carta o bien telefónicas, con un máximo de diez llamadas por semana con un límite de cinco minutos por cada una.

Las celdas tienen unas dimensiones reducidas, de 6x3 metros, y en ellas hay un muro medianero que separa el baño (un simple retrete) de la zona donde están las literas y una pequeña mesa auxiliar como mobiliario. Cada celda es compartida por dos internos salvo en casos muy excepcionales de presos problemáticos. Ninguna de ellas tiene televisión (en Morón sí hay un monitor de plasma integrado en cada celda) a menos que uno de los reclusos compre una y la coloque. La tele, en las zonas comunes.

EL DÍA A DÍA EN SEVILLA I

Este penal sevillano ofrece actividades en las que el interno puede participar, básicamente por la mañana. Desde clases de Primarias y Secundaria, estudios universitarios en la UNED hasta deportes con monitores. Hay internos que participan en talleres remunerados, como la cocina o el mantenimiento, con lo que ayudan a los funcionarios y ganan algo de dinero. Las actividades suelen realizarse entre las 9.30 y las 13 horas. Y es que el horario de Sevilla 1 es prácticamente el de todas las cárceles españolas, que están casi unificados.

El día comienza temprano en la cárcel. A las 8.00 horas se despierta a los presos y se realiza el primer recuento. Media hora después se sirve el desayuno y a las 9.30 comienzan las actividades comunes, culturales o deportivas. Entre las 13 y las 13.15 se dispone el almuerzo y sobre las 14 horas se vuelve a las celdas, momento en que se realiza un nuevo recuento por parte de los funcionarios. Hasta las 16.30 se descansa y a esa hora se vuelve a bajar al patio, aunque ya sin actividades concretas programadas. A las 19.15 se sirve la cena en el comedor y entre las 20.15 y las 20.30 los reclusos suben de nuevo a la celda hasta el día siguiente. A las 21.30 se efectúa el último recuento. Todo termina pronto. La noche se esquiva todo lo posible por los problemas que puede conllevar.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona