Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

Conceden un nuevo permiso de seis días para salir de prisión a Caride Simón, condenado por el atentado de Hipercor

5 de febrero de 2014

La víctima de ETA Roberto Manrique --uno de los 45 heridos en Hipercor-- llegó a reunirse con Caride en la cárcel de Zaballa. En declaraciones a Europa Press recordó el momento como "algo importante" para colaborar después de "tantos años de trabajo en que nadie más sufra" lo que ha sufrido él y su familia. Destacó que la reunión con Rafael Caride Simón sirvió de ayuda para "sacar más información de la cárcel" y como una colaboración para "evitar más dolor".

TE INTERESA - EUROPA PRESS.- La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha concedido un nuevo permiso de salida de prisión de seis días al disidente etarra Rafael Caride Simón, condenado por el atentado contra el Hipercor de Barcelona en el que fueron asesinadas 21 personas en 1987. Caride Simón, expulsado de la banda desde hace años y acogido a la denominada 'Vía Nanclares', ya ha recibido la autorización para disfrutar de tres permisos de salida de la cárcel de Zaballa (Álava) desde el pasado mes de diciembre, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Estas mismas fuentes han precisado que la Sala de lo Penal le concedió este permiso en un auto firmado el pasado 30 de enero. El preso lo había solicitado el 14 de noviembre de 2012 y se le rechazó el 21 de marzo de 2013 por parte del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional. En consecuencia, la defensa de Caride Simón recurrió ante la Sala de lo Penal, que ahora le ha dado la razón.

El preso además tiene pendiente de resolución otras peticiones en el mismo sentido. Según el Reglamento Penitenciario, un preso calificado en segundo grado y cumpliendo una serie de requisitos como su comportamiento o el tiempo transcurrido en prisión puede llegar a gozar de 36 días de permiso al año. En 2013 ha habido otros casos de presos expulsado de ETA como Valentín Lasarte o Urrusolo Sistiaga que han recibido este tipo de permisos tras recurrir ante la Sala de lo Penal, en contra de Prisiones y Vigilancia Penitenciaria.

Caride Simón en la cárcel desde 2000, está condenado a una pena de cientos de años, aunque con un límite de cumplimiento de 30 años por lo que no saldría hasta 2030.

Cumplió la cuarta parte de su pena en 2007 y está clasificado en segundo grado desde 2010. De 68 años de edad, se encuentra interno en un módulo de respeto y realiza actividades de auxiliar de limpieza, ha realizado un curso de informática y su última sanción consta en el año 2007 cuando participó en un plante colectivo junto con otros miembros de ETA.

"NO GENERA PROBLEMAS"

"No genera problemas de convivencia con el resto de sus compañeros y se le puede considerar un interno abordable aunque algo reservado", relataba el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria en un auto del pasado febrero en el que denegó su salida argumentando su elevada condena.

En julio, Caride Simón y Urrusolo Sistiaga firmaron una carta en la que acusaban a la izquierda abertzale de "bloquear" el acceso a beneficios penitenciarios de algunos reclusos. En el texto, publicado en los periódicos del 'Grupo Noticias' ambos afirmaban que hay ciertos reclusos que "podrían salir ya a la calle, pero no se lo van a plantear porque los comisarios políticos que controlan el colectivo mantienen bloqueadas esas posibilidades".

La víctima de ETA Roberto Manrique --uno de los 45 heridos en Hipercor-- llegó a reunirse con Caride en la cárcel de Zaballa. En declaraciones a Europa Press recordó el momento como "algo importante" para colaborar después de "tantos años de trabajo en que nadie más sufra" lo que ha sufrido él y su familia. Destacó que la reunión con Rafael Caride Simón sirvió de ayuda para "sacar más información de la cárcel" y como una colaboración para "evitar más dolor".

Según dijo, fue el propio preso el que mandó una carta a Manrique para entrevistarse con él. En la misiva reconocía el daño y el sufrimiento que habían causado a personas como él durante su militancia en ETA. "Tuve oportunidad de preguntarle a los autores una serie de cuestiones y sentí una responsabilidad importante", ha reconoció.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona