Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Subcomisión Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Jurisprudencia

Jurisprudencia

Organo Judicial: Tribunal Constitucional
Tipo de disposición: Sentencia
Resumen: STC 141/1999, de 22 de julio. COMUNICACIONES (CON FAMILIARES Y ALLEGADOS. CON ABOGADOS Y PROCURADORES. ORALES. ESCRITAS. LIMITACIÓN. INTERVENCIÓN). DERECHOS FUNDAMENTALES Y LIBERTADES PÚBLICAS (DERECHO A LA INTIMIDAD E INVIOLABILIDAD. OTROS). Se deniega el amparo. No hay vulneración del derecho a la presunción de inocencia ni del principio de legalidad penal. El hecho de que el recurrente sea un preso preventivo y que no esté probada su presunta pertenencia a ETA no es óbice para el establecimiento de una medida de intervención de comunicaciones fundamentada en la presunta vinculación del interno a un grupo armado. No hay vulneración de la presunción de inocencia porque el recurso no se dirige contra sentencia condenatoria o resolución sancionadora sino simplemente contra una medida preventiva – la intervención – que carece de entidad para lesionar el derecho a la presunción de inocencia. No hay vulneración del derecho al secreto de la comunicaciones. El acuerdo administrativo de intervención, aunque escueto, está suficientemente motivado desde el momento en que explicita el fin perseguido - la seguridad del Establecimiento – y dicho fin es uno de los que pueden justificar, desde la perspectiva constitucional, una restricción del ejercicio del derecho al secreto de las comunicaciones. La insuficiencia de la individualización de las circunstancias personales ha de ser igualmente rechazada: a estos efectos, es suficiente la supuesta pertenencia del recurrente a la banda terrorista ETA, cuya organización y potencial delictivo es sobradamente conocido y que trata de recabar la mayor información posible para sus pretensiones terroristas. La preceptiva determinación del periodo temporal de la vigencia de la medida de intervención no significa necesariamente la fijación de una fecha concreta de finalización de la misma, sino que su duración puede hacerse depender de la desaparición de la condición o circunstancia concreta que justifica la restricción.
Número: 141/1999
Fecha: 22-07-1999
Documento PDF: PDF 195 KB

Volver al listado

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona