Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Subcomisión Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Jurisprudencia

Jurisprudencia

Organo Judicial: Tribunal Constitucional
Tipo de disposición: Sentencia
Resumen: STC 128/1996, de 9 de julio. INFRACCIONES Y SANCIONES. DERECHOS FUNDAMENTALES Y LIBERTADES PUBLICAS (TUTELA JUDICIAL EFECTIVA. DERECHO DE DEFENSA). Se otorga el amparo. No hay lesión del derecho a la tutela judicial efectiva por el hecho de los órganos judiciales consideren improcedente, a la luz de la disp. adic. 5ª de la LOPJ, la interposición de recurso de apelación en unos autos que versan sobre la legalidad de un acuerdo sancionador. La interpretación y aplicación de las reglas que regulan el acceso a los recursos es, en principio, una cuestión de legalidad ordinaria cuyo conocimiento compete exclusivamente a los órganos judiciales ordinarios. Sí hay vulneración del derecho del recurrente a la asistencia letrada si, en el marco de un expediente sancionador, la Administración Penitenciaria no responde a la solicitud del interno de abogado de libre elección. Hay vulneración del derecho de defensa por no haberse permitido al recurrente el acceso al material probatorio de cargo obrante en el expediente. También hay vulneración del derecho de defensa porque ni la administración ni el JVP dedican alusión alguna a los medios de prueba solicitados por el interno. Además, la imposición y ejecución inmediata de las sanciones impuestas sin autorización previa del JVP vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva. Debe tenerse en cuenta la duración conjunta de las sanciones impuestas (una de 14 días y otra de 7 días). El JVP no puede aprovechar el recurso interpuesto contra las sanciones para autorizar el aislamiento superior a 14 días. Los autos del JVP adolecen también de falta de motivación: uno de ellos se limita a desestimar el recurso interpuesto sin exteriorizar ni dejar entrever los criterios jurídicos ni los elementos de hecho en los que sustenta tal decisión y el otro incurre en incongruencia omisiva al no dar respuesta alguna a las irregularidades procesales denunciadas por el recurrente. Se anula el acuerdo sancionador y los autos del JVP.
Número: 128/1996
Fecha: 09-07-1996
Documento PDF: PDF 226 KB

Volver al listado

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona