Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Subcomisión Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Jurisprudencia

Jurisprudencia

Organo Judicial: Tribunal Constitucional
Tipo de disposición: Sentencia
Resumen: STC 106/2012, de 21 de mayo. DERECHOS FUNDAMENTALES Y LIBERTADES PÚBLICAS (DERECHO A LA INTIMIDAD E INVIOLABILIDAD). Se desestima el recurso. El interno esta cumpliendo condena en régimen cerrado y clasificado en primer grado. Se invoca una vulneración de los arts. 18 y 24 CE por haberse registrado su celda sin su presencia, no siendo informado posteriormente de ello, solicitando la declaración de inconstitucionalidad del art. 93.1.2 RP. Para el interno, la celda tiene el carácter de domicilio habitual y su registro debería estar sometido a las mismas garantías exigidas constitucionalmente para el registro de este, no pudiendo realizarse de forma sistemática porque lo prevea el art. 93 RP, sino que deben concurrir las garantías de justificación, necesidad, proporcionalidad, urgencia y certeza. El TC no entra a valorar la posible inconstitucionalidad del art. 93.1.2 RP ya que este razonamiento no fue expuesto previamente en el proceso judicial por lo que se ha incumplido el art. 44.1.c LOTC. El TC invoca la jurisprudencia establecida en la STC 89/2006, de 27 de mayo, que manifiesta que quienes se encuentran privados de libertad sufren una reducción de su intimidad pero que para realizar un registro de la celda, el interno debe conocerlo, bien al estar presente o bien mediante una comunicación posterior que informe de su contenido y, en su caso, una eventual incautación de objetos. Al tratarse de un registro realizado en aplicación del art. 93.1.2 RP, interno en régimen cerrado en departamento de aislamiento y celda individual, este se realiza de forma diaria. El subdirector de seguridad justificó la ausencia del interno por evidentes razones de seguridad. Por ello, el hecho de no haber sido formalmente informado con posterioridad no supone la vulneración del derecho a la intimidad ya que el interno conoce que de forma diaria y rutinaria se va realizar el registro. El hecho que no se le informará posteriormente sobre ningún aspecto supone que no existió ninguna incidencia relevante ya que de haberla existido se le habría comunicado.
Número: 106/2012
Fecha: 21-05-2012
Documento PDF: PDF 209 KB

Volver al listado

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona