Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Subcomisión Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Jurisprudencia

Jurisprudencia

Organo Judicial: Audiencias Provinciales
Tipo de disposición: Auto
Resumen: AP Madrid 29/02/2000. PERMISOS Y SALIDAS (ORDINARIO. CONSUMO DE DROGAS. RIESGO DE HACER MAL USO. MITIGACION DEL RIESGO [ADOPCION DE MEDIDAS]). Se estima. La Administración afirma que se deniega el permiso por falta de garantías de hacer buen uso del mismo. El permiso no puede concederse con garantías de su buen uso pues esas garantías nunca existirán sino en la conciencia de que siempre es posible el riesgo de mal uso con carácter general y que ese riesgo general ha de sufrir un incremento específico para que el permiso se deniegue. En el presente caso los factores desfavorables son frecuentes y comunes a una buena parte de la población reclusa. Incluso es relativamente frecuente que se den juntos sobre todo cuando en la génesis de la actividad delictiva está la drogodependencia. Por tanto la solución equilibrada al problema vendrá por un lado de reconocer que si se dan sólo estos factores, existe un incremento de riesgo respecto del peligro general siempre latente de hacer mal uso del permiso y, por el otro, de examinar si esos factores de incremento del riesgo pueden de alguna forma ser compensados. La lejanía de cumplimiento de la condena sólo puede inducir a quebrantar como un acto de sinrazón, pues lo cierto es que la posibilidad de sustraerse el acusado al cumplimiento de la pena es prácticamente inexistente. El mal uso del permiso en lo relativo a la drogodependencia tampoco puede considerarse elevado si se tiene en cuenta que no consta la drogodependencia actual y que el informe de prisión excluye la drogodependencia activa. Por el contrario pueden paliarse en parte los riesgos de mal uso de este primer permiso limitando su duración, apelando al apoyo familiar y buscando el control del acusado durante el mismo por la autoridad policial.
Número: 289/2000
Fecha: 29-02-2000
Documento PDF: PDF 12 KB

Volver al listado

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona