Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Subcomisión Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Jurisprudencia

Jurisprudencia

Organo Judicial: Audiencias Provinciales
Tipo de disposición: Auto
Resumen: AP Madrid 08/11/2002. SEGURIDAD (LIMITACIONES REGIMENTALES ART. 75). El interno es preso preventivo. Contra él existen indicios racionales de participar en el diseño financiero de la Organización Terrorista Al Qaeda. Por estas razones, se le aplican los artículos 10 de la Ley y 91-3 y 93 del Reglamento Penitenciario. El art. 10-1 de la Ley afirma que existirán establecimientos de cumplimiento en régimen cerrado. Esta excepción se refuerza absolutamente en el caso de los presos preventivos (excepción dentro de la excepción, conforme al art. 10-2 de la ley) para los preventivos calificados de peligrosidad extrema o claramente inadaptados a su propio régimen de preventivos. La peligrosidad a la que se refiere la ley es la peligrosidad del interno en concreto y no de la organización en general, peligrosidad que debe entenderse en términos de probabilidad de volver a delinquir en prisión, probabilidad de fuga, auxiliada, en su caso, desde el exterior, probabilidad de seguir colaborando con la Organización y, ello, en términos comparativamente muy superiores al resto de los internos. Habida cuenta de que lo que se imputa al interno es su colaboración en las actividades financieras y no en las acciones directas de atentado de la organización terrorista y que el riesgo de fuga y menos con apoyo exterior, no aparece como superior al normal y la posibilidad de cooperación con la organización puede controlarse por otros medios menos gravosos como la intervención de las comunicaciones, se está en el caso de concluir que no hay razones suficientes para la aplicación del régimen cerrado de los artículos 10 de la Ley y 91 y 93 del reglamento a este interno, y en consecuencia, debe estimarse el recurso.
Número: 3336/2002
Fecha: 08-11-2002
Documento PDF: PDF 7 KB

Volver al listado

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona