Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Subcomisión Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Jurisprudencia

Jurisprudencia

Organo Judicial: Audiencias Provinciales
Tipo de disposición: Auto
Resumen: AP Navarra 25/02/2003. COMUNICACIONES (CON FAMILIARES Y ALLEGADOS. DENEGACIÓN). Estimado. Recurre el interno una denegación de comunicaciones por parte del Centro Penitenciario en base a un informe en el que se indica que la Dirección no autoriza la comunicación con las personas propuestas por razones de seguridad, puesto que el empleo de esas comunicaciones con personas que mantienen algún tipo de vinculación con el entorno radical abertzale, nucleado entorno a la organización terrorista ETA, pudiera ser empleado para transmitir informaciones referentes al personal que presta su servicio en el Centro Penitenciario, sistemas de seguridad, etc., lo cual redundaría negativamente en la seguridad de los mismos y del establecimiento penitenciario en general. El Tribunal estima el recurso, siguiendo ya tesis mantenidas con anterioridad, entendiendo que la denegación al interno de ser visitado por aquellas personas, sin acreditar ningún riesgo concreto determina que esa denegación sea improcedente. El Tribunal considera que dicha restricción carece de toda efectividad en orden al fin que se pretende conseguir, ya que desde la óptica empleada parece que lo relevante es la información que el interno pudiera suministrar a quien le visita para que este, una vez en el exterior pudiera planificar cualquier actuación ilícita; pues bien desde dicha óptica resulta absolutamente indiferente que el visitante haya sido condenado por pertenencia a banda armada o no en cuanto que sería un mero transmisor de las noticias recibidas, transmisión que pudo o podía efectuarse a través de cualquier otra persona, de tal modo que esa finalidad solo podría conseguirse de manera absoluta incomunicando a dicho interno. Así las cosas y como quiera que el Centro Penitenciario dispone de las medidas de seguridad necesarias para garantizar que los visitantes no entreguen a los internos objetos o instrumentos que puedan poner en peligro aquella, y no descansando en estas razones la prohibición recurrida, la misma ha de estimarse carente de fundamento, y por lo tanto contraria al art. 51 de la Ley General Penitenciaria, de modo que el recurso ha de ser favorablemente acogido.
Número: 16/2003
Fecha: 25-02-2003
Documento PDF: PDF 129 KB

Volver al listado

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona